Luego de que un juez ordenara su liquidación, un grupo de más de 400 acreedores dice tener la fórmula para salvar la cadena.

Si bien el delegado de la Superintendencia de Sociedades, Santiago Londoño, ordenó el pasado jueves la liquidación judicial de Mercadería S.A.S. Justo & Bueno, este dejó una ventana abierta: la cadena aún puede hacer uso de una herramienta para salvarse.

Se trata del artículo seis del Decreto 560 de 2020 —que le brinda una oportunidad de salvamento a empresas en estado de liquidación inminente—, del cual se hizo uso luego de que un grupo de acreedores manifestara la intención de aportar nuevo capital a Justo & Bueno.

De esta manera, la empresa tiene un plazo de 30 días para que se presenten nuevas ofertas. “La decisión del juez es una luz de esperanza para que Justo & Bueno continúe aportando a al país”, expresó Michel Olmi, fundador de la compañía.

Es de anotar que en lo que va del 2022 las nuevas deudas de la empresa ascienden a más de $170.000 millones, acumulando un total de deudas de $1,7 billones. Sus tiendas también se redujeron a 603, de las 1.118 que estaban activas anteriormente, todas cerradas desde el miércoles pasado.

El plan de rescate

En medio de la audiencia ante la Supersociedades, voceros de acreedores de Justo & Bueno insistieron al juez para que se les dé la oportunidad se sacar adelante la compañía.

Anuncio. Desplácese para seguir leyendo.

Una de las representantes fue Claudia Álvarez, quien afirmó que un grupo de 431 acreedores ya tiene un “plan de rescate”, el cual cuenta con inversionistas extranjeros dispuestos a capitalizar la empresa, mientras que ellos (los acreedores) están dispuestos a reducir el monto de los gastos de administración que les adeudan.

Así, con el fin de proteger las acreencias, el empleo y la empresa, los acreedores solicitaron al juez que se les otorgue un lapso para presentar el plan, con el que buscan cambiar sus deudas por acciones.

“Los representantes de Mercadería tuvieron todo el tiempo suficiente para presentar recursos que nunca llegaron, primero de un fondo ruso, luego de uno americano y finalmente de uno chino (JF Capital), representado por un colombiano y que resultó siendo toda una sarta de mentiras. Así que nosotros pedimos que nos dejen presentar el modelo de negocio que proponemos”, solicitó Alfonso Giraldo, también vocero de acreedores.

La otra cara

Si bien el plan de los acreedores le ha dado una última esperanza a la compañía, para los arrendatarios esto ha significado una nueva etapa de incertidumbre.

Fredy Calderón, uno de los representantes de los arrendadores, expresó que más de 600 de ellos sí están de acuerdo con llevar a cabo la liquidación.

“Pedimos la restitución de los inmuebles, llevamos 14 meses sin recibir los pagos, aparte de eso los servicios públicos siguen sumando. Nuestros predios están casi para caerse”, señaló Calderón.

¿Qué pasará?

Anuncio. Desplácese para seguir leyendo.

Londoño, el delegado de la Supersociedades, indicó que hasta el cierre del año pasado Justo & Bueno contaba con activos por $870.000 millones, los cuales serán tenidos en cuenta para responder por las obligaciones que la firma tiene en la actualidad.

Finalmente, al culminar la audiencia, Londoño ordenó suspender los efectos de la liquidación, pero mantener la designación del liquidador y la remoción de los administradores.

Así las cosas, Darío Laguado Monsalve, el designado agente liquidador, tendrá un mes para presentar un inventario valorado de los bienes que conforman el patrimonio de la empresa y una relación de gastos de administración de la liquidación que puedan servir de base a la propuesta de capitalización que hagan los oferentes, siendo en este caso los acreedores.

Desde ayer comenzó el empalme del liquidador con el equipo administrativo de Justo & Bueno. Se espera que en un mes se reanude la audiencia para que la Supersociedades evalúe las opciones de salvamento y defina, finalmente, el destino de la cadena.

$1,7

billones ascienden


las deudas totales


de Justo & Bueno.

Anuncio. Desplácese para seguir leyendo.

PARA SABER MÁS éxito, abierto a considerar opciones

Carlos Mario Giraldo, presidente del Grupo Éxito, dijo en una entrevista pasada con EL COLOMBIANO, cuando se le preguntó por la situación de Justo & Bueno, que el Grupo “está abierto a considerar opciones puntuales de adquisiciones que agreguen valor y que nos permitan un crecimiento rentable”.

En este sentido, afirmó que el mejor ejemplo es la adquisición de seis almacenes de La 14, empresa que actualmente se encuentra en proceso de liquidación judicial. “Aprovechamos esa oportunidad puntual que se dio en el mercado. Si se presentan otras, dependerá de las circunstancias y del valor que agreguen a la compañía. Ojalá se encuentre una oportunidad para salvar a Justo & Bueno”, señaló Giraldo.

Alejandra Zapata Quinchía

Periodista de economía y negocios. Egresada de la gloriosa Universidad de Antioquia.

Anuncio. Desplácese para seguir leyendo.