El exrector de Los Andes mantiene críticas en asuntos económicos. El ingeniero prepara estrategia con Fajardo.

“Como lo dije durante la campaña, un eventual gobierno de Gustavo Petro tendrá un gran peligro, la ineficacia y el no ser capaz de llevar a cabo las reformas que el país demanda”.

Así, con fuertes críticas, pero también confirmando que –a su juicio– el candidato del Pacto Histórico es la opción en las presidenciales, Alejandro Gaviria confirmó este jueves su adhesión a la campaña de Gustavo Petro.

Gaviria, en su momento pilar de la ahora extinta Centro Esperanza y exrector de Los Andes, venía en diálogos con el propio Petro y gente de su entorno para definir este apoyo, pero solo hasta lograr el compromiso de ajustar algunos temas económicos se decidió a dar el paso. De hecho, su papel será muy activo.

“Me preocupa la posición de Gustavo Petro sobre la salud, así lo he manifestado muchas veces; una estrategia de atención primaria no es un reemplazo al sistema de salud. Nuestro sistema hay que fortalecerlo, no acabarlo. También me preocupan algunas propuestas sobre el manejo económico”, dijo Gaviria.

Así se da una unión que hace pocos meses se veía imposible, pues si había alguien que criticaba con fuerza a Petro era Gaviria. Pero en política todo cambia y este parece ser un caso así.

En todo caso, Rodolfo Hernández, de la Liga de Gobernantes Anticorrupción, no está quieto. A primera hora de este jueves tomó un avión desde Bucaramanga a Bogotá para ultimar los detalles de la adhesión a su campaña de figuras de la Centro Esperanza.

Hernández llegó al apartamento de Sergio Fajardo para dialogar sobre los puntos que tienen en común.

“El propósito, si logramos avanzar, identificando los temas que nos preocupan, es que eventualmente esto se convierta en el plan de gobierno para que luego sea el plan de desarrollo para un gobierno en cabeza de Rodolfo Hernández”, confirmó Fajardo.

Y si bien aclaró que aún no hay decisión, Fajardo –quien sumó 888.585 votos en primera vuelta– estuvo en la cita junto a otros coequiperos.

En efecto, lo acompañaron el senador Jorge Enrique Robledo, el exgobernador de Boyacá, Carlos Amaya, y el exministro Juan Fernando Cristo.

Hernández, por su parte, dejó claro que está abierto a escuchar porque “no es lo que yo quiera imponer”.

El Colombiano