Con el alza en la tasa de usura, los bancos ajustaron sus intereses, por lo que las compras con estos plásticos serán las más costosas.

Los expertos en finanzas personales recomiendan tener cautela a la hora de hacer compras con las tarjetas de crédito, pues la tasa de usura será de 36,92% E.A. durante octubre, el nivel más alto por lo menos desde 2007.

La usura es el interés máximo que una entidad financiera podrá cobrar a sus clientes por un crédito de consumo y ordinario, como las tarjetas de crédito. En ese sentido, los bancos han ajustado las tasas que cobran todos los meses, haciendo que las compras sean más costosas.

Según un sondeo realizado por La República, Coopcentral (27%), Banco Caja Social (32,92%), GNB Sudameris (35,43%) y Finandina (35,46%) son los bancos que tienen las tasas efectivas anuales (E.A.) más bajas para estos plásticos, es decir, las más lejanas para este indicador.

Mientras que Scotiabank Colpatria (36,91%), Bbva (36,90%), Itaú (36,89%), Banco de Bogotá (36,89%) y AV Villas (36,87%) y Banco Agrario (36,87%) tienen los niveles de interés más cercanos a la usura definida para este mes.

“Cuando vivimos periodos de alta inflación y tasas de interés, debemos ser muy cautos y sabios al momento de tomar decisiones de financiación debido a que la tasa de usura llega a máximos históricos”, dijo Diego Palencia, vicepresidente de investigaciones de Solidus Capital Banca de Inversión.

Dado el impacto que puede tener esta tasa en sus finanzas personales, Palencia asegura que “es con base en la tasa de usura que se establecen las tasas de las tarjetas de créditos y créditos de consumo, por tanto, no es el momento propicio para endeudarse”.

El fin del tercer trimestre del año dejó indicadores que, según expertos, afectarán el consumo de los hogares en la última parte de 2022, sobre todo teniendo en cuenta que ya vienen fechas como la semana de vacaciones de octubre, navidad y fin de año.

Además de la usura, se suma el alza del dólar que, cotiza por encima de los $4.500, lo que encarece los bienes importados e insumos de compañías, así como los viajes al extranjero que quiera hacer en la última parte del año.

“El panorama económico de cierre de año no es muy alentador, no hemos terminado de superar la tormenta económica por efecto pandemia y nos aborda de forma global un incremento en el costo de vida muy severo. Por todo esto que mueve la tasa de interés al alza, más el impacto de la reforma tributaria en el bolsillo de los hogares, es recomendable mucha cautela, prudencia y responsabilidad con el endeudamiento. Se avecinan las fiestas de cierre de año, las compras y créditos por impulso suelen ser demasiado costosas. Hay que apretar el bolsillo para resguardarse”, dijo Wilson Triana, experto en banca y seguros.

Los expertos prevén que la usura siga aumentando, a medida que el Banco de la República incremente su tasa de interés para controlar la inflación.