El verde suma dos victorias consecutivas con su arco en cero, pero además ha mejorado su idea de juego en varios aspectos.

Dicen que en el fútbol los técnicos requieren de tiempo para que un proceso brinde resultados. Sin embargo, a veces algunos ajustes hacen la diferencia y ese es el caso de Pedro Sarmiento desde que asumió como técnico interino de Atlético Nacional.

Acá analizamos cuatro aspectos que le han permitido lograr dos victorias consecutivas, frente a Jaguares (1-0) y Cali (3-0), y aunque todavía no son para lanzar las campanas al vuelo, sí le han cambiado la percepción al hincha sobre lo que venía mostrando el conjunto verdolaga.

Posiciones de los jugadores en la cancha

La primera decisión que tomó Sarmiento fue la de cambiarles la posición a futbolistas como Dorlan Pabón. El jugador se venía desempeñando como extremo, pero el entrenador decidió ponerlo como volante creativo para aprovechar su buen remate de media distancia, algo que lo ha hecho más influyente en los últimos compromisos. Lo mismo sucedió con Yerson Candelo, al que pasó de lateral a volante externo. De esa manera, le dio mayor espacio a Andrés Román por la franja derecha de la cancha. Mientras que a Andrés Andrade lo puso de extremo por izquierda y allí luce mejor.

Respecto a este tema, el técnico colombo-argentino Óscar Héctor Quintabani manifestó que puede parecer sencillo, pero encontrar la posición idónea para que un jugador rinda no es tarea fácil. “Para eso es el día a día y el trabajo antes de los partidos. Es ahí cuando uno puede identificar en qué lugar de la cancha el jugador se siente más cómodo y tiene un mejor desempeño”.

Encontró nuevas sociedades

El entrenador interino halló en Andrés Román, Yerson Candelo y Dorlan Pabón un tridente que genera fútbol y confunde a los rivales con su velocidad, habilidad y potencia. Él mismo lo mencionó en la rueda de prensa tras la victoria sobre el Cali. “A esos tres jugadores yo no los quisiera tener que enfrentar nunca como marcador de punta, son un dolor de cabeza impresionante, porque se entienden y no necesitan ni mirarse para saber qué es lo que van a hacer. Responden no solamente atacando, sino también defendiendo”.

Así mismo, dice que por izquierda le gustó el trabajo de Danovis Banguero con el “Rifle” Andrade. “Se acomodaron muy bien y el grupo los respalda y cree en las condiciones que tienen”.

La idea de defenderse con la posesión

Róbinson Martínez, exdefensor de Atlético Nacional, destacó lo que dijo Sarmiento sobre que había sacado el cero porque Nacional supo atacar. “En el fútbol la gente piensa en esquemas para defender, pero pocos argumentan que atacar es una forma de defensa también. Si el rival no tiene el balón no te puede hacer daño. Escuché la rueda de prensa y el profe fue muy claro en ese concepto”, indicó.

Jugar lejos de la propia portería

No es secreto que Nacional tiene deficiencias defensivas y que, por ejemplo, Emanuel Olivera no es tan rápido, pero suple esa falencia con ubicación y anticipo. Por eso, Pedro Sarmiento, además de poner a Sebastián Gómez a que ayude en esa tarea, incluyó a Nelson Palacio, que es un volante mixto con mayor rapidez para hacer los relevos. Al respecto, el exvolante verde Pedro “Campero” Álvarez indicó que frente al Cali vio una línea defensiva jugando muy cerca de la mitad de la cancha y eso permite que haya menos espacios para que el balón esté lejos del portero”.

John Eric Gómez

Comunicador Social-Periodista bilingüe, amante de los deportes. He trabajado en Radio Bolivariana, RCN y Telemundo. Actualmente hago parte de El Colombiano.