Constructor estará 11 meses más, plazo en el que se deben encender las dos primeras unidades. Aún no se sabe quién terminará las seis restantes.

EPM y el consorcio CCCI (Camargo Correa, Coninsa Ramón H y Conconcreto) anunciaron ayer la esperada firma de la nueva prórroga del contrato de construcción de Hidroituango por 11 meses, lo que asegura la continuidad de las obras después del 31 de diciembre que terminaba el actual contrato. El plazo es similar a la renovación vigente que fue por 12 meses.

Ya EPM había logrado el 7 de diciembre un acuerdo con la interventoría (Consorcio Ingetec-Sedic) y los asesores (Consorcio Generación Ituango) por el mismo plazo. Pero faltaba el contrato grueso con el constructor, con quien el 25 de noviembre había firmado un preacuerdo. Sin embargo, cuando todo se encaminaba para finiquitarlo, la Contraloría dejó en firme la sanción, lo que anticipaba la inhabilidad del constructor para contratar.

Cuando más complejo estaba el panorama por las dudas que se ceñían frente a la continuidad de la construcción, apareció la carta ganadora que rescató al megaproyecto. El 10 de diciembre, Mapfre acordó con EPM el pago de $3,84 billones de la póliza, el 90% del detrimento. El 10% vendría de otras pólizas. Cuando se paga el detrimento, el proceso fiscal se archiva, por ello, CCCI quedó habilitado para firmar la prórroga. A continuación, cuatro preguntas sobre lo que sigue:

1. ¿Habrá nuevo contratista al final?

El gerente de EPM, Jorge Carrillo, explicó que el término firmado era el que ya se había acordado, aunque habló de un proceso de selección plural para identificar mejores condiciones de ejecución. “Puede pasar que quien quiera terminar el proyecto pueda ofrecer mejores condiciones de precio. Todos los caminos están abiertos, si en algún momento la mejor decisión es renegociar las condiciones actuales, lo miraremos, lo que no va pasar es que esperemos hasta el último día para definirlo”.

2. ¿Cuánto cuestan las prórrogas ?

Las renovaciones por 11 meses con los contratistas de interventoría y asesoría cuestan $25.000 millones cada una. Sobre la prórroga al constructor, William Giraldo Jiménez, vicepresidente Proyectos Generación Energía de EPM, explicó que no hay una cifra exacta porque esta depende de los frentes de obra que se alcance a ejecutar hasta el 30 de noviembre de 2022. Sin embargo, mencionó que hay disponibles $600.000 millones para sufragar los costos de la ejecución.

Anuncio. Desplácese para seguir leyendo.

3. ¿Se revisará el pago de la deuda al BID?

El presidente Iván Duque le sugirió al gerente Carrillo hace una semana revisar la eventual salida del BID tras el pago de toda la deuda. Dijo que la participación del mercado asegurador y reasegurador tuvo como aliciente de confianza la presencia del Banco. El gerente contestó ayer que la empresa está preparándose para pagar los USD 450 millones porque, aunque ya se tiene certeza sobre quiénes serán los contratistas del proyecto, el BID no les ha pedido revisar la decisión. “No era deseable pero tenemos la capacidad de cumplir”, indicó. El pago se hará el 22 de diciembre.

4.¿Qué pasará con el informe de Pöyry?

El informe pericial sobre la estabilidad de Hidroituango, clave para que la Anla levante la restricción en la obra, será entregado el próximo 23 de diciembre, confirmó EPM. El estudio realizado por la firma suiza-finlandesa Pöyry detallará el estado del proyecto y es un requisito de la Anla para levantar la resolución 820 que en junio de 2018 suspendió las actividades relacionadas con la etapa de construcción regular. Se espera que la Anla entregue su dictamen definitivo en el segundo trimestre del año porque sin este aval, no se podrá entregar la energía al sistema nacional. “Hoy no se me ocurre un solo motivo para no levantar la restricción que tenemos en este momento”, dijo Carrillo

Paréntesis los próximos hitos que se esperan

Los trabajos se concentran en el montaje de las dos primeras unidades que se deben encender en 2022.

Los hitos que deben alcanzarse en los próximos meses son el montaje de los equipos electromecánicos y transformadores, la instalación de los cables de potencia, el blindaje de los pozos de presión verticales y los trabajos subacuáticos para la limpieza de las captaciones.

La semana pasada arribó la última de las cuatro piezas que faltaban para iniciar el ensamblaje del estator, estructura clave para la primera unidad. Su ensamblaje terminará entre febrero y marzo, momento en el cual estaría casi lista la primera turbina.

Anuncio. Desplácese para seguir leyendo.

Juan Diego Ortiz Jiménez

Redactor del Área Metro. Interesado en problemáticas sociales y transformaciones urbanas. Estudié derecho pero mi pasión es contar historias.

Anuncio. Desplácese para seguir leyendo.