Conéctate con nosotros

Hola que estas buscando

Salud y Medicina

El autoconocimiento como herramienta: Qué deberías saber sobre vos mismo

El autoconocimiento es una gran herramienta para explorar el mundo interno y realizar cambios. Te compartimos algunas claves al respecto. El autoconocimiento es una de las herramientas más poderosas relacionadas con la psicología y el desarrollo personal. Por su aparente simpleza, muchas veces lo pasamos por alto o le restamos importancia. Sin embargo, conocernos, entender

El autoconocimiento como herramienta: Qué deberías saber sobre vos mismo

El autoconocimiento es una gran herramienta para explorar el mundo interno y realizar cambios. Te compartimos algunas claves al respecto.

El autoconocimiento es una de las herramientas más poderosas relacionadas con la psicología y el desarrollo personal. Por su aparente simpleza, muchas veces lo pasamos por alto o le restamos importancia. Sin embargo, conocernos, entender quiénes somos, cómo funcionamos y de dónde venimos es clave para realizar muchos de los cambios anhelados.

Esta no es una tarea de un día. Así como nos lleva años conocer a los demás, también lo necesitamos si deseamos navegar por nuestras profundidades. Conocerse es el primer paso para forjar una relación sólida de amor, respeto y apoyo hacia uno mismo. Solo desde este punto aprendemos a tratarnos y a procurarnos los mejores entornos y oportunidades.

Las principales claves del autoconocimiento

Si querés disfrutar de estos beneficios, pero no sabes por dónde comenzar, te mostramos algunos puntos básicos que deberías conocer sobre vos mismo.

1. ¿Cuál es tu temperamento?

Si deseas empezar a conocerte, tu tipo de temperamento es uno de los primeros asuntos a abordar. Y es que este te acompaña desde el nacimiento y determina la forma básica en que te enfrentas y reaccionas a las situaciones del entorno.

Se han descrito tres tipos principales de temperamento, ya observables en bebés (fácil, difícil y lento). Y cada uno de ellos describe tendencias como la mayor o menor adaptabilidad, el estado de ánimo predominante, el nivel de actividad, la tendencia a explorar o a inhibirse…

Aunque estas características se refieran a la primera infancia, el temperamento es una tendencia relativamente estable. Por lo que, si no has realizado un trabajo personal, es probable que muchos de esos rasgos sigan presentes en ti hoy en día. Conocerlos te ayudará a comprenderte mejor.

2. ¿Tu estilo de apego?

Este es un segundo paso incuestionable en el autodescubrimiento, y nos habla de cómo nos vinculamos con los demás. En función del grado de confianza que hayamos logrado construir hacia nosotros mismos y hacia el resto, pensaremos, sentiremos y nos comportaremos de un modo u otro.

Existen cuatro estilos de apego principales, que surgen en función del vínculo establecido con los cuidadores primarios en la infancia. Un apego seguro nos permite vincularnos desde la interdependencia y forjar relaciones saludables. En los otros tres casos (apego ansioso, evitativo y desorganizado) pueden existir dificultades de diversa índole que interfieran aún en tu día a día como adulto.

3. ¿Conocés tu eneatipo?

El eneagrama es una de las clasificaciones de personalidad más conocidas y completas que existen. La misma describe nueve tipos de personalidad que se ordenan en función de varios aspectos: la idea que se tiene sobre uno mismo, la capacidad empática, la forma de gestionar la energía personal.

Identificar tu eneatipo te ayudará a comprender mucho de cómo piensas y como actúas en tu vida cotidiana, y de cómo lo has venido haciendo años atrás. Si aún no conoces el tuyo, es momento de averiguarlo.

4. ¿Podés describir tus valores?

Los valores personales, éticos y morales son los que guían las decisiones y actos de una persona. Son los que determinan cómo se posiciona ante el mundo, qué defiende, por qué aboga y con qué se identifica. Por tanto, son de suma importancia. Sin embargo, no siempre tenemos claro cuáles son los nuestros.

En suma, los valores representan las prioridades y, por tanto, la forma en que deberíamos actuar. ¿Ceder en un conflicto con tu pareja?, ¿ayudar a una persona necesitada?, ¿perdonar la traición de un amigo?… Todas estas decisiones dependerán de cuáles sean tus valores. Y, si no los conoces, es posible que termines cayendo en situaciones de incoherencia que te causen malestar.

5. ¿Cuál es tu definición del éxito?

A raíz de lo anterior, para lograr el autoconocimiento también es importante que identifiques qué es para ti el éxito. Y es que con frecuencia asumimos las definiciones que otros nos dan, que nos llegan desde el exterior y no nos detenemos a crear la propia. Pero esto es fundamental para vivir en paz y en plenitud.

¿Realmente quieres llegar a la cima de tu carrera profesional, viajar por todo el mundo o tener varios hijos? ¿Es eso lo que te haría sentir realizado? ¿Esa es la vida que te emocionaría vivir? Para responderte, trata de olvidar lo que otros esperan de ti y piensa en qué escenarios te sentirías realmente exitoso y satisfecho.

6. ¿Tenés emociones estancadas?

Por último, y este es uno de los aspectos más limitantes a la hora de avanzar en el desarrollo personal, preguntate si tenés heridas abiertas. Se pueden haber producido en cualquier momento y contexto: en el núcleo familiar, en la escuela, con los amigos de adolescencia o con viejos amores.

Hay situaciones que nos impactan profundamente de forma negativa y que, en su momento, no supimos gestionar adecuadamente. Tal vez hayamos logrado taparlas y seguir adelante, pero sin duda seguirán condicionándonos en la sombra.

Así, identifica tus heridas infantiles, recuerda esos momentos que te marcaron y tanto tratas de olvidar y ponles luz. Al hacerlo, entenderán mucho sobre lo que te ocurre actualmente y abrirás la puerta al cambio.

El autoconocimiento es la clave para avanzar

Como decíamos, autoconocerse es fundamental para realizar cualquier cambio y alcanzar metas, ya que nos permite conocer el punto de partida, las fortalezas y debilidades con que contamos.

Hay múltiples aspectos de ti mismo que puedes descubrir o identificar, pero los anteriores son algunos que pueden sentar unas buenas bases. Ante todo, recuerda que las personas somos dinámicas y estamos en constante cambio, por lo que nada de lo anterior te condena ni es inamovible. Recuerda estar en constante contacto contigo.

Fuente: La Mente es Maravillosa

Puede que también te guste

Entretenimiento

La serie tiene planes grandes para estos tres personajes. Ultimate team | Foto: Bones My Hero Academia tiene planes muy marcados para el trio...

Entretenimiento

Carlos Torres y su novia, Joanna Castro / Tomada de Instagram. Carlos Torres , el protagonista de ‘La Reina del Flow 2 ’ no...

Finanzas

CON BATERÍAS MODULARES Ample ha presentado sus estaciones de intercambio de baterías que aportan el empleo de baterías modulares y adaptables a los coches...

Nacional

La entidad también ordena realizar controles para evitar que más ciudadanos inviertan dinero en esta empresa captadora ilegal de dinero. En una comunicación enviada...