Conéctate con nosotros

Hola que estas buscando

Salud y Medicina

El psicólogo punk, contra el síndrome Mr. Wonderful: «La vida no está hecha para que seamos felices»

Actualizado Viernes, 16 diciembre 2022 – 01:33Victor Amat, terapeuta que en su juventud fue campeón europeo de kick boxing, se rebela contra la tiranía de la felicidad. Nada de llenar todo de frases bonitas e imposibles de llevar a la prácticaEl psicólogo Victor Amat alerta sobre la tiranía de la felicidad.Shutterstock»Aunque quede mal decirlo, hay

El psicólogo punk, contra el síndrome Mr. Wonderful: «La vida no está hecha para que seamos felices»

Actualizado

Victor Amat, terapeuta que en su juventud fue campeón europeo de kick boxing, se rebela contra la tiranía de la felicidad. Nada de llenar todo de frases bonitas e imposibles de llevar a la práctica

El psicólogo Victor Amat alerta sobre la tiranía de la felicidad.
El psicólogo Victor Amat alerta sobre la tiranía de la felicidad.Shutterstock

«Aunque quede mal decirlo, hay grandes corporaciones interesadas en que la gente trabaje mucho y se queje poco«. Esta es la razón, según el psicólogo Victor Amat, de que repitamos mantras hasta la saciedad y, en consecuencia, nos creamos mensajes como ‘tú puedes conseguirlo todo si te esfuerzas’, ‘mira siempre el lado positivo de las cosas’, ‘detrás de las crisis siempre hay una oportunidad’… «Eso son cuentos de Disney. La vida real no es así. Las crisis afectan, los problemas nos duelen y el sufrimiento está constantemente presente».

En su nuevo libro, Psicología punk. Contra el pensamiento positivo y naif (Ed. Vergara), este terapeuta, formador y escritor se explaya contra el llamado síndrome Mr. Wonderful. Defiende que la presión por ser feliz lleva a la tristeza.

ESTUDIOS COINCIDENTES

No es el primero que habla abiertamente de esa imposición de sentirse bien todo el tiempo. De hecho, la revista Nature publicó un estudio que hablaba de la paradoja de que en los países más felices del mundo hay personas más infelices que en aquellos con menor índice de felicidad.

Es decir, en ambientes donde (se supone) impera la felicidad al tener posiciones más acomodadas y las necesidades básicas cubiertas florecen los sentimientos negativos, como la tristeza o la frustración. «No digo que la gente no pueda ser positiva, ojo. Pongo el foco en la obligación».

UN CÍRCULO VICIOSO

Víctor Amat, autor de 'Psicología Punk. Contra el pensamiento positivo y naif'.
Víctor Amat, autor de ‘Psicología Punk. Contra el pensamiento positivo y naif’.EM

En su libro no se niega que la vida es más interesante desde un prisma de superación personal, sin pensamientos rumiantes y creencias limitantes, sin embargo, se extrae la tesis de que cuando uno está mal tiene derecho a estar triste y obligarle a ser positivo, en lugar de ayudarle, lo hunde más en la miseria.

«España es líder en Europa en consumo de ansiolíticos y de psicofármacos. Como nos han vendido que la felicidad es posible y que, además, tienes derecho a ella, en caso de no conseguir ser feliz te genera una insatisfacción muy grande«, cuenta Amat. Un montón de gente desea ser feliz mediante técnicas bastante absurdas, opina. «Como no logran la felicidad, el resultado es que cada vez sufren más, se meten en un bucle donde van a peor», afirma este psicólogo que se autodenomina No Apto Para Coelhistas.

LA COMPARATIVA EN INSTAGRAM

Es tan claro en sus alegatos que llega a comparar a las personas con un iPhone, una enfermedad por querer ser otro potenciada por las redes sociales, donde todas las estampas sugieren perfección y alegría. «Tenemos la mala tendencia de compararnos para perder. Idealizamos a la gente». Lo peor, desliza, es que ese cuerpo perfecto que vemos en la nutricionista o entrenadora requiere un esfuerzo constante a la hora de entrenar y comer bien a diario que ni vemos realmente tras la pantalla ni valoramos. «Si la gente nos contara lo que hace de verdad para conseguir lo que tiene, probablemente, nos compararíamos menos».

Según la tesis de este autor, en un momento tan bueno en las sociedades occidentales confortables, donde hay un cierto control enfermedades, la gente se puede vestir y comer sin grandes problemas, es justo cuando peor estamos. De hecho, uno de los grandes choques culturales cuando se viaja a países más pobres es observar cómo los niños son más felices jugando con cartones y chapas que otros críos con muchos juguetes ahora que llega la Navidad.

¿Ha fracasado el llamado Estado del bienestar? «Obviamente hemos avanzado muchísimo, pero a todos nos sucede eso del cuanto más tienes, más quieres. Tú cobras un sueldo y te lo gastas. Te suben el sueldo y gastas más. Al final, cada uno acaba justo en su medida», reflexiona.

UN ‘HATER’ DEL ‘HYGGE’

Amat cree que «la vida no está hecha para que seamos felices». Al contrario, de lo que va es de afrontar dificultades. Una felicidad crónica, para él, sería una locura, una enfermedad grave. «Vivir en el presente está sobrevalorado. Como especie, hemos sobrevivido porque nos anticipábamos, siempre hemos intentado prever lo que va a pasar en el futuro».

Entre ese carpe diem idílico y estar conectado con diferentes puntos de información de manera perpetua debe haber un punto intermedio, por mucho que los países nórdicos, que presumen tanto de felicidad, nos vendan como receta de éxito el hygge, bromea. «A 15º bajo cero durante seis meses es fácil ser feliz con un cafelito en la chimenea, pero mete a un español en casa, con lo que le importa la vida social. Tenemos una manera de vivir opuesta. Una cultura orientada hacia fuera frente a una vida hacia dentro. Yo no me iría, como mi sobrina, a Dinamarca a vivir ni loco, pero ella está encantada», ríe.

LITERATURA DE AUTOAYUDA

Además de Instagram y Mr. Wonderful, en este sistema que promete la felicidad si te lo propones, una frase muy perversa para Amat, se habla más que nunca del camino a seguir para alcanzarla en libros. Páginas y páginas del fenómeno literario de la autoayuda. «Nos culpamos de nuestras carencias porque nos lo meten en la cabeza. Te frustras por no ser capaz de ser feliz, cuando eso es una falacia. Entonces es cuando llegan las series compulsivas, los fármacos, las distracciones con el móvil… No podemos soportar que a veces se está mal o que alguien nos cuente que está mal».

Porque el psicólogo piensa que a veces solo necesitamos ser escuchados, no consejos de nadie. «Nos molesta la perorata de nuestro amigo o familiar y le decimos que haga cosas en lugar de sentir compasión. Son recomendaciones que no le sirven a la persona para nada, porque las sabe o, si las pudiera hacer, las haría». Por eso su libro no da herramientas ni consejitos. Solo advierte de cómo estamos cavando nuestra propia tumba. «El problema del negativo es obligarle a ser positivo. Solo hay dos opciones, o dejar de cavar o aceptar que la cavas y ya está».

Es decir, que estar estresado no es tan malo. «Hay veces que hay que alterarse o vivir con miedo, pero lo que toca». Amat acepta que duerme cinco horas en lugar de ocho. «Probablemente viviré cinco años menos. Esos cinco años que los demás han estado durmiendo y yo viviendo», concluye.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

  • Disney
  • Europa
  • iPhone

Puede que también te guste

Entretenimiento

La serie tiene planes grandes para estos tres personajes. Ultimate team | Foto: Bones My Hero Academia tiene planes muy marcados para el trio...

Entretenimiento

Carlos Torres y su novia, Joanna Castro / Tomada de Instagram. Carlos Torres , el protagonista de ‘La Reina del Flow 2 ’ no...

Finanzas

CON BATERÍAS MODULARES Ample ha presentado sus estaciones de intercambio de baterías que aportan el empleo de baterías modulares y adaptables a los coches...

Entretenimiento

Noticias destacadas de MediosMedios24 Jan 2021 - 8:01 p. m.Por: Redacción EntretenimientoLa primera entrega de esta propuesta televisiva de Netflix se lanzó el 8 de...