Aunque aseguraron que su voluntad de continuar con los diálogos está en firme, dijeron que hay que tomar correctivos.

La delegación del ELN que adelanta diálogos de paz con el Gobierno de Gustavo Petro advirtió que la mesa de diálogos de paz está en crisis, tras la declaración de cese al fuego bilateral que hizo el jefe de Estado, según ellos, sin consultar con el grupo insurgente.

“Como el gobierno no cumple con los procesos de discusión de la Mesa y toma medidas unilaterales y las hace públicas, estos procedimientos ponen en crisis el desarrollo de la Mesa y obligaron al ELN a emitir el comunicado aclaratorio, el día primero de enero de 2023, donde expresamos que el Cese el Fuego Bilateral, es un tema que está pendiente discutir y sobre el cual aún no tenemos ningún acuerdo. Pero, que puede abordarse, después de concluirse los temas que quedaron pendientes en el Ciclo Primero”, advirtió el comando central del ELN en un comunicado.

Lea también: ¿Por qué la Fiscalía levantó órdenes de captura contra tres disidentes de las Farc?

El Eln no puede aceptar como bilateral una decisión unilateral del gobierno, que no acata la formalidad de la Mesa como el espacio convenido para llegar a entendimientos y viola los procedimientos de no difundir a la opinión pública lo que no sea de consenso”, agrega el grupo guerrillero.

Sin embargo, aclararon que durante el primer ciclo de diálogos que culminó el 12 de diciembre en Caracas, Venezuela, el Gobierno y el ELN acordaron establecer un equipo de comunicaciones conjunto de tal forma que la información que se entregue sea acordada por ambas partes.

“Pese a lo anterior, la Delegación de Diálogos del ELN, sigue pendiente para darle continuidad al Segundo Ciclo acordado, pero antes se hace necesario tratar los últimos acontecimientos, para tomar los correctivos que garanticen la superación de esta crisis y la no repetición de estas acciones unilaterales y por fuera de la Mesa”, complementa el comunicado.

Cabe recordar que el 31 de diciembre de 2022 el presidente Gustavo Petro anunció, a través de su cuenta de Twitter, que se había acordado un cese al fuego bilateral con el ELN y otros cuatro grupos armados delincuenciales y ordenó el cese de hostilidades de la fuerza pública por seis meses, pero inmediatamente el ELN se pronunció y advirtió que no había un acuerdo sobre ello.

Esta medida gubernamental no respeta ni las temáticas ni los procedimientos que se acordaron en el Primer Ciclo. El ELN no puede aceptar como bilateral una decisión unilateral del gobierno, que no acata la formalidad de la Mesa como el espacio convenido para llegar a entendimientos y viola los procedimientos de no difundir a la opinión pública lo que no sea de consenso. Por tanto, este decreto no compromete al ELN”, dijo el grupo guerrillero en respuesta al anuncio de Petro, advirtiendo que el cese al fuego bilateral “es un tema que está pendiente de discutir”.

Posteriormente, el ministro del Interior, Alfonso Prada, aclaró que el anuncio de Petro se dio porque el ELN había planteado en varias oportunidades “la importancia de avanzar en un cesebilateral”.

“El 19 de diciembre luego de declarar cese unilateral por parte de esta organización, pidió que el Gobierno nacional actuara en consonancia con su voluntad de paz y estudiara la posibilidad de un cese bilateral. Bajo ese entendimiento, el gobierno de Colombia decretó el cese bilateral”, explicó dijo Prada desde la Casa de Nariño.

Así las cosas, el jefe de la cartera política enfatizó en que el decreto anunciado por el presidente Petro que detenía las operaciones hostiles quedó suspendido y que se mantendrá la ofensiva militar en contra del grupo insurgente.

El Colombiano