Conéctate con nosotros

Hola que estas buscando

Salud y Medicina

Errores que se repiten en las guardias de 24 horas

Los primeros errores llegan sobre las 20 y a partir de la 1 de la madrugada se empieza a «dudar de todo». Quitar las guardias de 24 horas es uno de los grandes reclamos de los médicos. Más allá de la incomodidad, está demostrado que la falta de sueño disminuye la concentración y la atención

Errores que se repiten en las guardias de 24 horas

Los primeros errores llegan sobre las 20 y a partir de la 1 de la madrugada se empieza a «dudar de todo».

Quitar las guardias de 24 horas es uno de los grandes reclamos de los médicos. Más allá de la incomodidad, está demostrado que la falta de sueño disminuye la concentración y la atención, por lo que es más fácil cometer errores mientras se atiende a un paciente. De hecho, Rubén Blanco, residente de la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria, ha contado en Twitter los errores más comunes que ha percibido, tanto en él como en sus compañeros con los que lo ha comentado, en las guardias médicas.

En sus tuits primero comenta su jornada un día de guardia: pasar consulta en el centro médico como una jornada de 8 horas normal, parar a comer antes y empezar a trabajar en el hospital que correponda a las 15. Explica que, normalmente, cuando empieza a pasar consulta por la tarde en el otro centro sanitario, ya lleva a sus espaldas alrededor de 40 pacientes; pero la comida «da un respiro», por lo que se mantiene lúcido «hasta las 20», cuando se dan los primeros errores, los de «tipo administrativo»: olvidar firmar una prescripción, no aportar los papeles de las pruebas, enumera. «Solucionable todo», afirma el médico.

La comida da un respiro, así que más o menos hasta las 8 de la tarde se mantiene la lucidez. A esa hora, comienzan los primeros errores. Por suerte, suelen ser de tipo administrativo. No firmar una prescripción, no aportar los papeles de las pruebas… Solucionable todo. (3/9)

— Rubén Blanco (@RBlancoMFyC) December 8, 2022

«Después de cenar, la cosa empeora», indica Blanco. Los errores siguen sin ser graves, claro, pero suelen estar relacionados con «confundir el lado derecho con el izquierdo en el informe, olvidarse de alguna pregunta o de alguna maniobra exploratoria de menor importancia», indica. 

Y luego llega la tercera fase. Esa en la que luego uno duda de todo. Las cifras que se saben de memoria empiezan a bailar. Las mismas preguntas y exploraciones se repiten porque no se tiene seguridad o porque ya no se recuerda lo que se había hecho. (5/9)

— Rubén Blanco (@RBlancoMFyC) December 8, 2022





La 1 de la madrugada, la última fase

La última fase, que llega sobre la 1 de la madrugada, es en la que los médicos empiezan a dudar «de todo». Desde datos que uno se sabe al dedillo (y ahora cree que no son correctos) hasta la repetición de preguntas y exploraciones porque «no se tiene seguridad o porque ya no se recuerdo lo que se había hecho», explica Blanco. No obstante, «dudar no es malo». Pero aún así se cometen errores como dar informes con «dosis de fármacos equivocadas» o no ver «fracturas claras en las radiografías». 

Esto sucede a estas horas, relata el residente, «cuando se olvida todo el amor que se siente por la Medicina». «Cuando no se puede humanizar porque uno mismo está deshumanizado», ilustra este residente. 

Siempre con el mismo denominador común. Todo eso sucede a partir de la 1 de la madrugada. Cuando cada paciente es un muro. Cuando se olvida todo el amor que se siente por la medicina. Cuando no se puede humanizar porque uno mismo está deshumanizado. (7/9)

— Rubén Blanco (@RBlancoMFyC) December 8, 2022

Para terminar su hilo, Blanco explica que el siguiente día libra, porque esas horas ya las ha hecho en el hospital y tan solo «rota el turno»; pero pide parar las guardias de 24 horas porque si alguien falla a las cinco de la madrugada, se responsabilizará de lo sucedido al «zombie que demasiado hacía manteniendo los ojos abiertos», comenta.

Tenemos que parar esto. Los responsables están tranquilos en su casa durmiendo y saben que no les pasará nada. Porque si alguien falla a las 5 de la madrugada nadie irá a por ellos. Irán a por ese zombie que demasiado hacía manteniendo los ojos abiertos. (9/9)

— Rubén Blanco (@RBlancoMFyC) December 8, 2022

«Tenemos que parar esto», concluye Blanco. Y muchos otros médicos concuerdan con él en los comentarios en que las guardias de 24 horas no deberían seguir haciéndose. Además, hay algún sanitario que señala que «incluso» en una jornada normal, al pasar de 40 pacientes, duda «de todo». ¿La solución? Hay sanitarios que hablan de turnos rotativos, otros de guardias de 12 horas; aunque la decisión final será de los dirigentes políticos.

Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.

Puede que también te guste

Entretenimiento

La serie tiene planes grandes para estos tres personajes. Ultimate team | Foto: Bones My Hero Academia tiene planes muy marcados para el trio...

Entretenimiento

Carlos Torres y su novia, Joanna Castro / Tomada de Instagram. Carlos Torres , el protagonista de ‘La Reina del Flow 2 ’ no...

Finanzas

CON BATERÍAS MODULARES Ample ha presentado sus estaciones de intercambio de baterías que aportan el empleo de baterías modulares y adaptables a los coches...

Entretenimiento

Noticias destacadas de MediosMedios24 Jan 2021 - 8:01 p. m.Por: Redacción EntretenimientoLa primera entrega de esta propuesta televisiva de Netflix se lanzó el 8 de...