Según el ente investigador, no existió abuso sexual por parte del militar a la niña de la comunidad Nukak Makú. Sin embargo, continuarán atendiendo las nuevas denuncias de casos similares.

Ante la denuncia del canal Univisión en el que acusaban a un militar estadounidense de violar y embarazar a una niña de comunidad Nukak Makú, en San José del Guaviare, la Fiscalía designó una comisión especializada y logró establecer que no hubo abuso sexual por parte algún uniformado de ese país.

Para esto, el ente investigador dispuso un equipo conformado por personal de la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos, investigadores, médicos forenses y otros expertos, y “con esta actividad investigativa, no solo en la Fiscalía, sino también en otras entidades que podrían estar involucradas, e incluso con la misma comunidad Nukak, se ha concluido que no se ha encontrado nada, repito, nada sobre el caso al que se hizo referencia…”, enfatizó el Fiscal General, Francisco Barbosa.

Las verificaciones que se realizaron en la diligencia estuvieron centradas en el hospital departamental, la Registraduría, Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), otras entidades del orden nacional y local, y con la misma comunidad indígena.

Por eso, frente a la denuncia del canal internacional, Barbosa aseguró que “dirigiré una carta al presidente de Univisión para explicarle cada uno de estos temas y el trabajo que hicieron los funcionarios de la Fiscalía General de la Nación, y que se rectifique esa información porque no es veraz”.

Por su parte, el portavoz de la Embajada de Estados Unidos, John Rhatigan, respondió ante las denuncias de presunto caso de abuso sexual de un militar estadounidense y sustentó que para el año 2019, ese Ejército no tenía operaciones en Guaviare.

En una misiva, la oficina diplomática reiteró que “el Gobierno de los Estados Unidos se toma en serio cualquiera acusación, y estamos comprometidos a trabajar con nuestros pares colombianos para investigar toda acusación de cualquier falta grave”.

Sin embargo, la comisión de la Fiscalía se mantendrá en terreno para atender las nuevas denuncias de casos similares. Además, se trabajará de manera articulada con Medicina Legal y médicos rurales, y se verificarán bares y hoteles para acabar con la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes en San José del Guaviare.

“Si se demuestra negligencia en la atención de estas víctimas, de estos delitos, por parte de autoridades departamentales, municipales, nacionales y policiales, se iniciarán las investigaciones pertinentes por el posible delito de prevaricato por omisión”, concluyó el Fiscal.

El Colombiano