Conéctate con nosotros

Hola que estas buscando

Finanzas

Freno en seco: así viven los concesionarios la crisis en el sector vehicular

El sector automotor parece no salvarse de las garras de la tambaleante economía global. Es cada vez más común escuchar que la entrega de vehículos nuevos está demorada, que no hay stock y, además, que los precios están por las nubes.SEMANA conversó con varios directivos de concesionarios en el país sobre esta crisis que los…

Freno en seco: así viven los concesionarios la crisis en el sector vehicular

El sector automotor parece no salvarse de las garras de la tambaleante economía global. Es cada vez más común escuchar que la entrega de vehículos nuevos está demorada, que no hay stock y, además, que los precios están por las nubes.

SEMANA conversó con varios directivos de concesionarios en el país sobre esta crisis que los tiene entre la espada y la pared y que ha impulsado el negocio de los vehículos usados.

El sector se encuentra en jaque y ha registrado millonarias pérdidas por la quietud de la producción a nivel mundial.

Vea la entrevista aquí:

Daniel Galindo, gerente de marca BMW, dijo que en el mercado se ha presentado una demanda mayor a lo que ha sido la oferta y que, en muchos casos, los tiempos de entrega para un cliente que busca un carro nuevo rondan hacia los seis meses.

“Esto va ligado a momentos de producción de las diferentes plantas a nivel mundial, principalmente a la escasez de algunos componentes como los semiconductores, microprocesadores o arneses de cable”, dijo el empresario.

Ensamble de carros, Fabrica de carros.
La pandemia frenó la producción de varios insumos para poder hacer los ensamblajes. – Foto: Getty Images

Juan Fernando Ramírez, gerente de marca Mercedes Benz, aseguró que hay una demora en los vehículos que vienen de Europa, por lo cual han tenido que cambiar su modelo y traer los automotores desde plantas estadounidenses y mexicanas. “Estamos hablando de 60 días, incluso golpeando hasta los 70 días en algunos modelos”, afirmó.

Las grandes razones de estas demoras las explicó Alexander Valencia, director de mercado de MotoValle, quien aseguró que la pandemia frenó la producción de varios insumos para poder hacer los ensamblajes.

“Nuestros vehículos, por ejemplo, requieren microprocesadores. El desabastecimiento no permite que tengas un carro para una entrega inmediata. Marcas en Rusia tomaron la decisión de eliminar esos procesadores para entregar un carro mucho más básico y plano”, aclaró.

Los vehículos usados

Sin embargo, la quietud en este mercado disparó la compra y venta de los vehículos usados como una nueva alternativa ante la carencia de vehículos nuevos. Ramírez aseguró que este sector ha evidenciado una gran activación y que ahora se pueden comercializar de una mejor manera, con grandes ganancias.

No obstante, como aseguró Valencia, los precios de estos vehículos han crecido de manera exorbitante y explicó que, ante un tema de oferta y demanda y no contando con carros nuevos en stock, estos automotores son cada vez más incomparables.

“Hemos visto que los traspasos en Bogotá tuvieron cierta afectación, hubo un cambio en la plataforma de la Secretaría. Tuvimos unos traspasos, pero demorados. Aunque ha comenzado a mejorar la situación y hay una mayor fluidez”, afirmó.

¿Y los repuestos?

Y es que, además, no solo se encuentran demoradas las entregas de vehículos nuevos, sino que las personas que llegan a los concesionarios en busca de algún repuesto quedan con una mano adelante y la otra atrás. Lo que explican los empresarios es que la cadena de producción y de envío se encuentran en modo ralentí.

“No es solamente por los términos de producción, sino también por algunas demoras en la cadena logística a nivel mundial, lo que tiene que ver con tiempos y frecuencias de buques, incrementos de los fletes aéreos. Esto está afectando a la industria en la parte de la venta y la posventa”, explicó el gerente de marca BMW.

Venta de carros
El sector afronta un efecto ralentí en cadena. – Foto: Corbis via Getty Images

Además, dice Ramírez, que desde hace seis meses han sentido el bajonazo y que repuestos apetecidos como los de colisión y carrocería se han demorado de 75 a 90 días.

La vida más costosa

Con la inflación desbordada, el Banco de la República ha subido las tasas de interés para intentar controlar la inflación y, por supuesto, esto ha golpeado al sector automotor. Galindo asegura que el efecto no ha sido visible de manera inmediata, pero sí aclara que con el crecimiento de los créditos se va a reducir el consumo.

Es más, Valencia afirma que no han visto el coletazo tan grande en el incremento de las tasas de interés, pero cree que con el tema de las elecciones quizás este panorama comience a transformarse para la segunda vuelta. Lo que sí dice con seguridad es que las personas quieren comprar vehículos, lo más pronto posible.

Puede que también te guste

Entretenimiento

La serie tiene planes grandes para estos tres personajes. Ultimate team | Foto: Bones My Hero Academia tiene planes muy marcados para el trio...

Entretenimiento

Carlos Torres y su novia, Joanna Castro / Tomada de Instagram. Carlos Torres , el protagonista de ‘La Reina del Flow 2 ’ no...

Finanzas

CON BATERÍAS MODULARES Ample ha presentado sus estaciones de intercambio de baterías que aportan el empleo de baterías modulares y adaptables a los coches...

Nacional

La entidad también ordena realizar controles para evitar que más ciudadanos inviertan dinero en esta empresa captadora ilegal de dinero. En una comunicación enviada...