Esta fue la octava participación del equipo de Funza en el Festival de Festivales en la rama femenina. Había sido subcampeón en dos oportunidades y tercero en una.

Cuando Sofía Acuña, la jugadora número 17 del equipo de Funza, marcó el quinto cobro de la tanda de penaltis en la final del Baby Fútbol femenino 2023, sus compañeras, que estaban en la mitad de la cancha, no se percataron de que con ese gol habían conseguido el título del torneo.

Apenas se dieron cuenta cuando el entrenador Jean Alberto Martínez salió corriendo descontrolado para celebrar con sus jugadoras que, en su octava participación en el Festival de Festivales, por fin consiguieron sacar campeón al equipo de Cundeportes Funza.

El cuadro cundinamarqués se impuso 5-4 en la tanda de penales al representativo del Barrio Rincón de Girón Santander. A esa instancia llegaron luego de haber empatado 1-1 en los 60 minutos de tiempo reglamentarios y no haber podido romper la igualdad en los 20 de prórroga.

Las jugadoras de Funza, un municipio de la sabana occidente de Cundinamarca en el que hace frío, batallaron desde antes de que empezara el partido con el calor que hizo en la tarde de este sábado en la Cancha Marte #1 de la Unidad Deportiva Atanasio Girardot.

Algunas tomaban agua, otras se cubrían la frente con la mano para evitar que el rayo del sol les golpeara el rostro. Pero cuando Diana Gómez, la jueza central, indicó el inicio del partido, las futbolistas de Funza salieron motivadas, convencidas de querer ganar, y al minuto 1 marcaron el primer gol del juego.

Lo hizo Karen Michell Suárez, la número 3, quien con ese tanto alcanzó seis anotaciones en el torneo. Celebraron en grupo. Hicieron un círculo cerca de donde estaba el cuerpo técnico, se arrodillaron, levantaron las manos al cielo en señal de agradecimiento.

Después dominaron el partido, hasta que en el segundo tiempo, por un descuido de sus volantes, Valoyeth Badillo, la 15 de Girón, cazó un rebote desde afuera del área, pateó y anotó el 1-1 con el que terminó el tiempo reglamentario del partido.

Una lucha contra el calor

En los pocos minutos de descanso que hubo entre el final del segundo tiempo y el inicio de la primera parte de la prórroga, las jugadoras de Funza se veían afectadas por el calor. Algunas estaban rojas, otras tenían los labios resecos, como cuando alguien está deshidratado.

Por eso los miembros del cuerpo técnico empezaron, no solo a darles agua, sino a echársela en los brazos y piernas a las futbolistas para que su temperatura corporal disminuyera y dejaran de tener la sensación de agobio que tiene quien no está acostumbrado al calor. Ellas lo agradecieron.

A pesar del cansancio siguieron jugando con orden y luchando el partido en los dos tiempos extra. Tal vez recordando que, hasta el último día previo al inicio del Festival de Festivales, tuvieron que esperar para que la Alcaldía del municipio que representan les diera el dinero para financiar el viaje hasta la capital antioqueña.

Al final, desde los once pasos se quedaron con el título. En un par de días emprenderán el viaje de regreso hacia Cundinamarca, donde tanto las jugadoras como el cuerpo técnico esperan celebrar con sus familiares y amigos el campeonato en el Baby Fútbol femenino 2023.

Brandon Martínez González

Estudiante de periodismo de la Universidad de Antioquia. Interesado en el periodismo narrativo y los deportes.