Medellín armó para el 2023 uno de los mejores equipos de las últimas temporadas y la posible contratación de Giovanni Moreno sería la cereza en el pastel para directivos, hinchas y cuerpo técnico.

Al interior de la institución reconocen que se han dado algunos acercamientos con él y que intentan concretar esta negociación, la cual avanza a paso lento, pero con la fuerte intención de hacerla realidad.

A diferencia de lo que ha sucedido años atrás en la antesala del campeonato, esta vez la mayoría de los hinchas quedaron conformes con el plantel que se armó.

El solo nombre de Andrés Felipe Ibargüen, campeón de la Copa Libertadores con Nacional en 2016 y quien ha militado en el balompié mexicano y argentino, genera confianza.

Si bien el extremo es quien más expectativa despierta, también cayó bien la vinculación de Edwuin Cetré, Daniel Londoño y Jonathan Marulanda, quienes engrosaron la lista de contrataciones, en la cual también figuran Emerson Batalla, Jaime Alvarado, Jorge Cabezas y Jhon Palacios.

El entrenador David González manifestó que está gusto con las ocho altas, pero le apuestan a más.

“Demasiado contento con el grupo que estamos conformando, con los jugadores que han llegado, pero es posible que se puedan sumar uno o dos jugadores”, comentó el orientador, quien reconoce que es inconveniente sobrepasar ese número, porque eso podría terminar por repercutir negativamente en el grupo.

El estratega explicó que el ideal es contar con dos jugadores por puesto y a eso le apunta, con el beneplácito de los directivos.

Las opciones

A la hora de pensar en esas dos fichas que podrían llegar aparecen los nombres de Déinner Quiñones, Jackson Martínez y Gio.

El primer caso se complicó porque América y Nacional aún tienen pendientes temas legales que impiden que el jugador pueda sumarse al conjunto rojo; mientras que lo de “Cha Cha Chá” va por buen camino, lo probarán por tres semanas para ver si puede retomar el nivel competitivo que perdió tras dos años de ausencia del fútbol profesional.

Por su parte, Moreno, fue contactado y estaría cerca de dejarse seducir, pero también necesita recuperar el ritmo de competencia, pues desde el primer semestre de 2022, cuando estuvo en Atlético Nacional, no juega. Aunque entrenó con Envigado FC unos días y ha hecho parte de otros partidos de vacacionales, en los que se ha destacado.

Por su parte, el entrenador antioqueño Carlos Mario Hoyos considera que el Equipo del Pueblo “está bien compensado en todas las líneas y que mejoró en nómina respecto a lo que tenía” el año anterior, pero cree que habrá que esperar cuál es el rendimiento de quienes llegaron de cara al 2023. Si de pensar en más contrataciones se trata, le apostaría a un central.

36

años tiene Giovanni Moreno e igual número Jackson Martínez, jugadores que quiere el DIM.

Jaider Escobar Buitrago

De niño soñé ser periodista deportivo. Soy sonsoneño, especialista en comunicación y un apasionado de mi profesión.