La zona está conformada por cuatro municipios, de los cuales tres presentan incrementos en homicidios.

En la mañana de este 6 de enero se realizó el primer Consejo de Seguridad Focalizado para la zona Páramo del oriente, que tuvo como epicentro el municipio de Sonsón; se analizaron las problemáticas de orden público que han afectado la seguridad en este territorio.

En el encuentro participaron el gobernador (e) Luis Fernando Suárez, los alcaldes de Argelia, La Unión, Nariño y Sonsón —localidades que conforman la zona Páramo del oriente—; así como funcionarios de la Fiscalía de Antioquia, la Procuraduría Provincial de Rionegro y la Defensoría del Pueblo; y altos mandos de las Fuerzas Militares y de la Policía.

En el encuentro trascendió que durante 2021 se incrementaron los homicidios en 32 casos en esta zona del departamento. Sonsón encabeza el incremento con 20 casos más, La Unión le sigue con 9 casos, y Nariño con 3 más.

Una de las conclusiones del encuentro es que estos crímenes serían el resultado de las disputas entre los grupos delincuenciales, apostados en la zona, por el control de las rentas ilegales en dichas localidades.

Aparte del aumento en casos de asesinatos, otras de las preocupaciones de los mandatarios citados es el consumo de sustancias ilícitas que se viene dando en la población juvenil de la región Páramo; así como la falta de pie de fuerza en el sector, hecho que tanto han reclamado los alcaldes últimamente.

Varios compromisos

Uno de los acuerdos emanados del consejo es que la Gobernación de Antioquia le propondrá al Gobierno Nacional firmar un convenio para becar a jóvenes de la región que se quieran incorporar a la Policía Nacional para que, una vez terminado su adiestramiento, queden asignados a la zona Páramo.

Anuncio. Desplácese para seguir leyendo.

Otro de los puntos pactados en el encuentro es que en el municipio de Sonsón, el más afectado por la actual problemática, se radicará permanentemente un grupo del Gaula Militar de oriente.

Por su parte, el Brigadier General Gustavo Franco, Comandante de la Región 6 de la Policía, manifestó que tras el diálogo con los alcaldes y demás autoridades, se decidió aumentar la capacidad investigativa de la Policía en la zona y la articulación con sus pares del vecino departamento de Caldas.

Así mismo, el coronel José Lesmes, jefe del Estado Mayor de la IV Brigada indicó que se reforzará el trabajo con la Policía Nacional. Sin embargo, el oficial también llamó la atención para que la comunidad entregue información que permita a la autoridades dar con los responsables de los hechos delictivos.

El gobernador (e) Suárez indicó que la meta de la actual administración departamental, es que para el año 2023 la tasa de homicidios en Antioquia sea de máximo 25 por cada 100 mil habitantes, por lo que se espera que al finalizar 2022, esta se ubique 27 homicidios por cada 100 mil habitantes, hecho que se lograría si se mantiene la tendencia de los últimos tres años, ya que en 2019 la tasa fue de 36 homicidios por cada 100 mil habitantes, en 2020 fue de 30.3, y en 2021 de 32.9 por cada 100 mil habitantes.

Cristian Álvarez Balbín

Periodista de la Universidad de Antioquia. Al igual que Joe Sacco, yo también entiendo el periodismo como el primer escalón de la historia.

Anuncio. Desplácese para seguir leyendo.