En próximos días será expedida la resolución que da vía libre al concurso, el cual da espacio a todas las fuentes renovables y no renovables.

Gobierno Petro alista una nueva subasta de energía eléctrica

En los próximos días el Ministerio de Minas y Energía expedirá una resolución cuyo articulado le dará vía libre a una nueva subasta de expansión de energía eléctrica.

La futura norma, en la que también participaron para su elaboración técnicos de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg), dejará sentados los términos para que el proceso de concurso público sea para el Cargo por Confiabilidad.

“Una vez expedida la resolución, se dará un compás de espera de seis meses para que XM designado como administrador de la subasta de asignación de obligaciones de energía firme (OEF) del Cargo por Confiablidad la programe, pero no se descarta que se realice a mediados del presente año”, explicó Ángela Sarmiento, jefe de la Oficina de Asuntos Regulatorios y Energías no Convencionales del Ministerio de Minas y Energía.

La funcionaria además señaló que la subasta estará abierta a todas las fuentes de generación, es decir renovable convencional y no convencional como la eólica, solar e hidráulica, y la no renovable convencional como las plantas termoeléctricas.

“Para esta nueva subasta se hará el llamado a nuevos proyectos que inicien su operación para entregar energía firme desde el 1° de diciembre de 2027, además se plantearon incentivos si lo hacen antes de esta fecha”, resaltó.

A solicitud del sector

La subasta del Cargo por Confiabilidad es el resultado de una solicitud para su convocatoria que venían haciendo los diferentes actores del sector energético del país para atender de forma efectiva y eficaz la creciente demanda de energía desde el 2026.

Así, para los gremios, generadoras y comercializadores de energía, es necesaria la subasta del Cargo por Confiabilidad debido a que actualmente existe un rezago en la oferta de electricidad ante el creciente consumo del insumo por parte de los colombianos.

“La demanda de energía ha aumentado el 5%. Y si sigue ese crecimiento sostenido en el consumo se requieren 1.000 megavatios (MW) nuevos en capacidad instalada todos los años, y que representan US$2.500 millones en inversiones por año”, explicó Camilo Marulanda, presidente de Isagen.

Para el sector, el país debe desarrollar la nueva subasta, ya que no hay que perder de vista, además de las anteriores razones, que a partir de 2024 vienen años muy críticos a nivel energético por eventos climáticos como el intenso verano debido al fenómeno de ‘El Niño’.

“Mientras entren en operación las turbinas 3 y 4 de Hidroituango, se despeje quién construirá la segunda fase de esta megaobra, y se defina el inicio de los parques eólico en La Guajira, debe haber una subasta en la que se tomen en cuenta todas las tecnologías, incluso las convencionales para poder atender la demanda, más cuando en Colombia los modelos de predicción de eventos climáticos son impredecibles”, dijo Marulanda.

Para el sector, es prioritario que la subasta se desarrollé a medidos del presente año, más al tener en cuenta que por las actuales demoras en la logística a nivel mundial, las altas tasas de interés y la inflación, el desarrollo de un proyecto de generación ya no se puede programar en 36 meses como sucedía antes de la pandemia, sino que ahora tarda hasta 50 o 60 meses.

Necesidad de la subasta

En junio del 2022, la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme) realizó una proyección de demanda en la que se evidenció un déficit de energía en firme entre el 5% y el 8% a partir del periodo 2025-2026.

Al respecto, Alejandro Castañeda, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Empresas Generadoras (Andeg) indicó que en el contexto de garantizar la oferta de electricidad a largo plazo, el país requiere asegurar, a partir del año 2025, por encima de 8.000 gigavatios hora año (GWh/año) de energía firme con la incorporación de nueva oferta de electricidad al Sistema Interconectado Nacional (SIN).

“Esto equivale a adicionar en el parque de generación del sistema entre 1.500 y 2.000 MW que contribuyan a la diversificación de la matriz, en el marco del esquema de expansión del Cargo por Confiabilidad, y en particular, se mitiguen los riesgos de atención de la demanda en el SIN”, explicó Castañeda.

El líder gremial recalcó que “la urgencia de la necesidad de la subasta considera la coyuntura energética global, en donde los promotores y desarrolladores de proyectos presentan solicitudes de equipos de generación que en la actualidad tienen compromisos de entrega con tiempos superiores a los 48 meses, lo que a todas luces nos pone en una situación compleja”.

Por su parte, Germán Corredor, director ejecutivo de la Asociación de energías renovables Colombia (SER Colombia), señaló que la subasta del Cargo por Confiabilidad es importante para la expansión del SIN y contar con energía firme a partir del año 2026, también es el escenario ideal y pertinente para que las fuentes renovables no convencionales ganen mayor protagonismo dentro de la matriz.

“Esperamos que se den todas las condiciones para que los nuevos proyectos eólicos y solares entren a reforzar el sistema de generación y así fortalecer el proceso de transición energética, lo que ayuda a seguir allanando el camino para aumentar la participación en las energías limpias en el SIN”, recalcó Corredor.

Ante ‘El Niño’

Para los gremios consultados, la subasta del Cargo por Confiabilidad busca que los proyectos asignados aseguren el abastecimiento de energía ante etapas críticas climatológicas como el intenso verano por el fenómeno de ‘El niño’.

“Es necesario asignarla adecuada y oportunamente porqué los proyectos requieren al menos cuatro años de desarrollo para ponerlos en operación considerando sus conexiones a la red y los trámites de permisos ambientales y sociales. La energía que se requiere para la demanda es energía firme que aporte confiabilidad y permita la contratación bilateral en el mercado”, dijo Sandra Fonseca, directora de la Asociación Colombiana de Grandes Consumidores de Energía Industriales y Comerciales (Asoenergía).

Infográfico

PARA SABER MÁS nuevo parque solar de ecopetrol

Como parte de su estrategia de descarbonización, el Grupo Ecopetrol y la francesa Total Eren suscribieron un acuerdo para desarrollar el parque solar Rubiales, localizado en el campo petrolero del mismo nombre, y de propiedad de Ecopetrol en Puerto Gaitán (Meta). Total Eren construirá, financiará y operará esta planta, cuya capacidad instalada será de 100 MW. Además, contará con 180.000 paneles bifaciales monocristalinos, cuya capacidad equivaldrá a abastecer de energía a una ciudad de 150.000 habitantes durante todo un día. Así mismo, Total Eren tendrá una participación del 51% en el proyecto y Ecopetrol el 49% restante.

Alfonso López Suárez

Periodista de economía de El Colombiano. Lector de Gabo, adicto a la música de los 80´s y amante del buen periodismo.