Las autoridades investigan el caso de una posible filtración de documentos con información sensible. Este grupo ya ha robado información de otros países.

El posible robo de información del Comando General de las Fuerzas Militares (FF.MM.) que, al parecer, fue perpetrado por un grupo de piratas informáticos conocido como Guacamaya, encendió las alarmas de las autoridades colombianas que ya están investigando el caso. Este mismo grupo de hackers filtró correos con información sensible de seguridad nacional de Chile el mes pasado.


Las FF.MM. detallaron en un comunicado que por una publicación en redes sociales, su comando tuvo conocimiento de “la posible extracción de información” por parte del autodenominado grupo hacktivista Guacamaya.


“De manera inmediata (una vez) que se tuvo conocimiento del evento de seguridad, se activaron los protocolos técnicos de revisión y mitigación de incidentes establecidos para estos casos”, agregó la información.

Frente a esto, las Fuerzas Militares analizan la situación y revisan detalladamente la información que se expuso con el propósito de determinar las circunstancias de modo, tiempo y lugar en los que habrían sucedido los hechos.


“Esta situación será puesta en conocimiento de las autoridades competentes para que realicen las acciones judiciales a que haya lugar y se determinen responsables”, explicaron las Fuerzas Militares.

En Chile, más de 400.000 corres electrónicos del Estado Mayor Conjunto (EMCO), organismo asesor del Ministerio de Defensa chileno compuesto por el Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea, fueron filtrados de forma masiva y sin precedentes, entre ellos algunos considerados “secretos” y “ultra secretos”, en una acción de hackeo, llevada a cabo por el grupo Guacamaya.


El ciberataque le costó el puesto al jefe del EMCO, general Guillermo Paiva, quien tuvo que renunciar luego de que se diera a conocer la noticia.

Este grupo de hackers también ha operado en países como México quienes han filtrado documentos y correos electrónicos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), revelando la vulnerabilidad del Ejército de México en relación a la ciberseguridad y evidencian violaciones a los derechos humanos, según los expertos.

La semana pasada varios medios reportaron la filtración de decenas de miles de correos electrónicos que estaban desde 2016 hasta la actualidad en los servidores de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Este grupo filtró más de 4 millones de documentos y ya han hackeado a compañías mineras de países como Chile o Guatemala, petroleras de Venezuela, la Fiscalía de Venezuela, el Ejército chileno, entre otros.

Los documentos incluyen detalles sobre el estado de salud del presidente, exhiben el poder del Ejército dentro del Gobierno y disputas entre los titulares de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Cresencio Sandoval, y de la Marina (Semar), José Rafael Ojeda.


También hay detalles sobre el llamado “Culiacanazo”, operativo fallido de octubre de 2019 que buscó detener a Ovidio Guzmán, hijo del “Chapo” Guzmán en Sinaloa, en el noroeste del país, o sobre la desaparición de los 43 estudiantes de la escuela rural de Ayotzinapa (estado de Guerrero) en 2014.

El Colombiano