¿Alguna vez ha pensado en cuánto dinero estaría dispuesto a apostarle a algún proyecto que tenga? Pues quizá la cifra que se le venga a la cabeza sea inferior a la que Mark Zuckerberg, fundador y CEO de Meta, le está apostando al metaverso.

Según datos de la compañía, su división encargada de los emprendimientos en realidad virtual y aumentada, Reality Labs, le representó pérdidas por más de US$10.000 millones durante 2021.

Mientras que hasta el sexto mes de este año, el mismo departamento ya reportó pérdidas por más de US$6.000 millones. La compañía, que aumentó en US$100 al precio de cada auricular Quest 2, es consciente que es una pérdida difícil de recuperar.

Sin embargo, cuando se comparan los números rojos con los verdes, estos llegan apenas alrededor de una cuarta parte del total. Para 2021 Meta reportó ingresos operacionales por más de US$46.800 millones, cifra que se reduce a US$16.900 millones en lo que va de 2022.

Reality Labs, en contrapeso, obtuvo solo US$452 millones en ingresos para el segundo trimestre del año, por lo que Meta esperará un cambio importante si quiere recuperar parte de su dinero.

Adicional a esto, es la primera vez que Meta (antes Facebook) sufre una pérdida anual en sus ingresos. El trimestre pasado, esto se presentó en 1% respecto al mismo periodo del año pasado. Si bien hay varias razones a las que le atribuyen la caída, sorprendentemente su gasto en Reality Labs no es uno de los principales.

Pérdidas por primera vez

Bajo este panorama aún no es claro cuándo la balanza se inclinará a favor de este mercado. Los expertos aseguran que, por lo menos en el caso del metaverso, esto puede estar lejos hoy en día.

Entre tanto, Zuckerberg atribuyó la caída de los ingresos a una caída más marcada en la publicidad y al pronóstico global de una recesión. “Este es un período que exige más intensidad y espero que hagamos más con menos recursos”, dijo el magnate.

En el semestre

Sobre los resultados, cabe anotar, entre enero y junio Meta anunció ganancias de US$14.152 millones, lo que supone una caída del 29 % respecto al mismo período del ejercicio anterior.

De acuerdo con la compañía, en junio pasado 2.880 millones de personas se conectaron a diario a alguna de sus aplicaciones, lo que representa más de un tercio de la humanidad, mientras que 3.650 millones lo hicieron por lo menos una vez al mes.

Así, ambas cifras significan un crecimiento interanual de usuarios del 4 % para la compañía que dirige Mark Zuckerberg. “Estamos dedicando cada vez mayor energía y nos estamos centrando en nuestra prioridades clave como compañía para conseguir oportunidades a medio y largo plazo para Meta y sus usuarios”, fue uno de los apuntes de Zuckerberg al presentar las cuentas.

Los resultados de Meta, vale mencionar, fueron peores que los esperados por los analistas de Wall Street. Actualmente la acción de la compañía se cotiza a US$159 y ha sido duramente castigada en lo que va del año