Las aerolíneas apelaron ante la Aeronáutica Civil la decisión que frenó ese proceso.

Avianca y Viva presentaron un recurso de apelación ante la Aeronáutica Civil (Aerocivil) y propusieron una serie de iniciativas que buscan mantener en operación a la aerolínea de bajo costo, es decir Viva.

“En línea con la intención y voluntad de Avianca y de sus accionistas de participar activamente en el salvamento de Viva, las dos aerolíneas presentaron un recurso de apelación ante la Aeronáutica Civil y expusieron ante esta entidad y al Gobierno su disposición para proponer soluciones que resuelvan las inquietudes de la autoridad en su objeción frente a la solicitud para que ambas compañías sean parte de un mismo grupo empresarial”, se lee en un comunicado divulgado esta tarde.

En procura de que el sector aéreo sea para todos y que la conectividad de Colombia, sus regiones y sus viajeros sean la prioridad, se propusieron cinco estrategias.

La primera de ellas una disminución de la participación de estas empresas en el aeropuerto El Dorado de Bogotá, la apuesta es devolver un porcentaje relevante de slots –permisos de aterrizajes y despegues- a la Aerocivil y ceder slots con activos –asociados- a competidores, con el objetivo de que otras aerolíneas puedan, si así lo desean, crecer sus operaciones en esa terminal.

Se insistió en la supervivencia de Viva: “Mantener la marca y su modelo low-cost; preservar el mayor número de empleos, conservar una cantidad de sus aviones y la operación de las rutas en las que Viva vuela de manera exclusiva”.

Igualmente, se planteó una protección de tarifas en las tres rutas en las que ambas aerolíneas pasen a tener el 100% de operación como resultado de la transacción.

“Impulso a la conectividad regional: Ofrecer códigos compartidos o acuerdos interlíneas con Satena en las rutas donde sea único operador, fortaleciendo el rol social de esta compañía de dar más competitividad a los territorios aislados del país”, es otra de las líneas de trabajo.

Por último se mencionó el mantenimiento de los acuerdos interlínea de Viva, para asegurar la conectividad que esta empresa brinda a pasajeros y a otras aerolíneas.

Al respecto Adrian Neuhauser, presidente de Avianca, comentó que “estamos abiertos y dispuestos a seguir construyendo la historia de Colombia y a contribuir con el fortalecimiento del mercado aéreo para que el país esté cada vez más y mejor conectado. Por eso, ponemos sobre la mesa distintas alternativas para que la autoridad pueda estudiarlas a la luz de proteger la mayor cantidad de empleos formales; mantener la conectividad regional que ofrece Viva; así como su marca y lo que la hace especial. Todo esto, encaminado a asegurar el bienestar general de los usuarios del transporte aéreo, especialmente de aquellos que han volado por primera vez gracias a Viva”.

En el comunicado se añadió que “como es público, Viva atraviesa por una compleja situación financiera, producto del impacto de dos años de pandemia y agudizada por la marcada subida del precio del combustible evidenciada durante este año, así como por la devaluación del peso colombiano”.

Avianca, por su parte, señaló que confía en las instituciones del país para que estas alternativas sean tenidas en cuenta con el objetivo de proteger pasajeros, empleos, e impulsar conectividad para dar más acceso al transporte aéreo a los colombianos.

En caso de que la decisión final de las autoridades imposibilite el rescate de Viva y sus consecuentes efectos, Avianca, dentro de la capacidad legal y operativa con la que cuenta actualmente, hará lo posible por atender la demanda y necesidades del país ante la posible desaparición de un competidor.

El Colombiano