El Poderoso ha disputado nueve finales desde 2002, cuando se iniciaron los torneos cortos. Pereira busca consagrarse en su primera, de Liga.

Independiente Medellín comenzará a labrar este domingo (6:00 p.m.) su séptimo título en la Liga colombiana en el estadio Atanasio Girardot, escenario en el que se enfrentará con Deportivo Pereira en el juego de ida de la final de la Liga Betplay 2-2022.

La institución roja ha disputado hasta ahora 16 finales, pero solo en seis ha logrado celebrar (1955, 1957, 2002-II, 2004-I, 2009-II y 2016-I).

Desde que se iniciaron los torneos cortos, en 2002, el Poderoso ha llegado de manera recurrente a esta instancia. Desde ese entonces para acá ha disputado nueve finales.

De hecho, ese año quedó marcado en la historia de este club, pues en el segundo semestre logró romper la agonía de 45 años sin dar la vuelta olímpica, tras superar en la serie de la final a Deportivo Pasto al que le ganó 2-0 en suelo paisa y con el que empató 1-1 en el Departamental Libertad, donde certificó la gesta con una anotación de Mauricio Molina, bajo la orientación del técnico Víctor Luna.

Su primer título lo había conseguido en 1955, luego de acumular 44 puntos, cinco más que Atlético Nacional que lo escoltó en la sumatoria del año.

La segunda estrella llegó en 1957 tras ganarle los dos partidos de la final al Cúcuta Deportivo (3-4 y 4-0).

Torneos cortos

Tras acabar en 2002 con la sequía de más de cuatro décadas, el DIM se tomó confianza y en el Apertura de 2004 disputó de nuevo la final, esta vez frente a su rival de plaza, Atlético Nacional, al que derrotó 2-1 en el primer duelo, lo que le bastó para quedarse con la corona, pues el segundo se sentenció con un 0-0. Pedro Sarmiento lo dirigía.

En 2008-2 regresó a la final, pero esta vez el que celebró fue América de Cali, que ganó ambos partidos (0-1 y 3-1). Santiago Escobar era el técnico del Medellín.

En el Finalización de 2009, ya bajo la batuta de Leonel Álvarez, la balanza se inclinó de nuevo hacia el Poderoso, que se trajo la ventaja de Neiva (0-1) y en casa certificó la obtención de su quinta estrella con un empate (1-1).

Otra larga espera

Tras esta conquista llegó un nuevo periodo de sequía, en el que se cuentan varias finales fallidas que no dejan un buen recuerdo en la afición.

En 2012-2 su verdugo fue Millonarios, que logró el título en El Campín desde el punto penal (5-4), tras igualar en los dos encuentros de la serie (0-0 y 1-1). En el 2014-2 el mismo escenario marcó otra jornada para el olvido, esta vez con Santa Fe, que ganó 2-1 el juego de ida y con un empate 1-1 en su casa, certificó su conquista.

Al siguiente semestre (2015-1) el que les amargó el rato a los seguidores del elenco rojo fue Deportivo Cali, que ganó (1-0) como local y logró la paridad (1-1) en suelo antioqueño, lo que le bastó para consagrarse.

En 2015 regresó Álvarez para conseguir en 2016-1 su segundo galardón con este club y el sexto de la institución. En el juego de ida el conjunto antioqueño se trajo un empate en su visita a Junior (1-1) y en el Atanasio ganó 2-0, lo que le permitió dar la vuelta olímpica.

Finalmente, en 2018, Junior tomó revancha tras ganar 4-1 en casa y perder 3-1 en el Atanasio.

“Una de las finales que más valoramos en la institución fue la de 2002 por todo lo que significó”, comentó el médico Édgar Méndez, quien ahora vive su décima final con el DIM.

Se espera que esta serie de nuevo sea favorable para los antioqueños, que anhelan dar la vuelta olímpica el próximo miércoles en Pereira

9

títulos en total ajusta el DIM. A los 6 en Liga se le suman


3 en Copa Colombia.

40

años tiene David González,


el encargado de buscar la séptima estrella en Liga.

PARA SABER MÁS las vivencias de “pánzer” carvajal

“He tenido la oportunidad de jugar finales con Medellín como jugador y entrenador. Como futbolista salí campeón en el 2002 bajo la orientación del profe Víctor Luna, mientras que en el 2009 tuve ese honor en el cuerpo técnico que lideraba Leonel Álvarez. En 2012 perdimos la final con Millonarios en Bogotá con el profe Hernán Darío Gómez. Son situaciones que se viven, llegar a una final es la mayor satisfacción que un entrenador o un deportista puede tener, por eso hay que disfrutar de este momento. En las veces que salimos campeones fue clave la energía de la tribuna”

Jaider Escobar Buitrago

De niño soñé ser periodista deportivo. Soy sonsoneño, especialista en comunicación y un apasionado de mi profesión.