A los 16 años fue diagnosticada con el sarcoma de Ewing. En redes sociales daba a conocer los detalles de su tratamiento.

Cuatro años después de haber sido diagnosticada con el sarcoma de Ewing, la influencer española Elena Huelva murió en su natal Sevilla, España, con 20 años de edad.

Quiero que sepáis que yo ya gané, hace mucho”, dijo en de sus últimas declaraciones tras anunciar a comienzos de diciembre que los médicos le habían encontrado “más enfermedad en la tráquea”, lo que reveló como “muy peligroso”.

La lucha de la joven de veinte años se dio a conocer cuando hizo pública su enfermedad a través de sus redes sociales, en las que compartía su día a día con detalles de la quimioterapia que recibía. Solía acompañar sus publicaciones con mensajes optimistas dedicados a sus miles de seguidores.

¿Qué es el sarcoma de Ewing?

El sarcoma de Ewing es un tipo de cáncer que la mayoría de las veces se genera en los huesos o alrededor de ellos y en los tejidos blandos que lo rodean. A Huelva le fue diagnosticado en 2019 luego de presentar un dolor en la pierna.

“Hoy he despertado no de la mejor forma, es más, nada bien”, dijo horas antes de su muerte en una publicación de Instagram a sus más de 950.000 seguidores. También en Twitter y Tik-tok, Huelva hacía virales contenidos con el lema “Mis ganas ganan”. Sus seguidores respondían con mensajes de apoyo y agradecimiento por ayudar a visibilizar una enfermedad poco estudiada. “Os quiero”, fue uno de los últimos tuits que compartió antes de su muerte.

Huelva también volcó su experiencia con el cáncer en un libro titulado “Mis ganas ganan. Nadie nos ha prometido un mañana, vive el presente”, que ya va por su sexta edición en Montena, sello de la editorial Penguin Random House.

En diciembre pasado la joven española también presentó una muñeca con pañoleta en la cabeza diseñada por ella misma. Las ventas de este juguete, que se venderá a partir del 9 de enero se destinarán a la investigación del sarcoma de Ewing.