La tarde de este miércoles 12 de enero marcará un nuevo comienzo para el Grupo Empresarial Antioqueño (GEA). En ese momento terminará la oferta pública de adquisición (OPA) que el Grupo Gilinski lanzó por Nutresa, un día después de que haya pasado lo mismo con la OPA por Sura. Sin dudas, uno de los negocios más importantes en la historia reciente de Colombia, pase lo que pase.

La cuestión es sencilla: Gilinski quiere meterse en el enroque antioqueño del que también hace parte Grupo Argos. Su objetivo es quedarse, mínimo, con el 50,1% de las 457.995.960 acciones en circulación de Nutresa; mientras que en Sura le apunta a por lo menos el 25,344% y máximo al 31,68% de los 467.909.675 títulos ordinarios.

Para muchos, hablar de esos porcentajes es “un saludo a la bandera” porque el grupo que encabeza el magnate Jaime Gilinski podría apelar a una participación distinta. Según ha trascendido, y de acuerdo con información conocida por EL COLOMBIANO, el conglomerado no aceptaría menos del 50,1% en Nutresa, mientras que en Sura no vería con malos ojos tomar lo que le den, así esté por debajo del 25,344%.

Eso sí, hay quienes tienen entre sus cuentas que al final Gilinski no despreciaría obtener un 30% o 40% en Nutresa, pues eso le daría puesto en la junta de la empresa y una presencia importante en el GEA. Previendo ese escenario, la multilatina de alimentos se ha blindado y movió los estatutos para reducir, de ocho, a siete los miembros de su junta, una estrategia que podría replicar Sura. En todo caso, varias cosas cambiarán.

Por ejemplo, si quedase satisfecho y tomara lo obtenido en alguna, o en ambas OPA, la sombra de Gilinski estaría latente en el GEA. En el caso de que obtuviera un 25% en Sura, no es descabellado pensar que a futuro el magnate lanzara otra OPA con condiciones mejoradas para quedar con una tajada mayor en la holding gestora de inversiones.

Ahora, si al final no queda conforme y declina aceptar menos de lo que buscaba, simplemente las acciones retornarán a manos de quienes habían aceptado vender; en ese escenario el mercado no descarta que Gilinski vuelva con una oferta más fuerte, o que incluso llegue otro inversionista con intenciones de comprar.

Se mueve el GEA

Sebastián Toro, fundador de la empresa de educación financiera Arena Alfa, dice que independiente del resultado de las OPA vienen movidas grandes desde el GEA. El mercado está a la expectativa y se frota las manos.

Primero, el analista recuerda que una vez Argos y Sura decidieron rechazar la oferta de Gilinski por Nutresa (en donde son accionistas principales), hicieron importantes anuncios sobre maximización de valor.

Listar la filial de Cementos Argos en Estados Unidos, en la bolsa de Nueva York, que podría concretarse en el segundo semestre de este año; buscar socios estratégicos; acompañar a Nutresa para participar en un mercado que tenga mayor liquidez, agrupar varios de los activos que hoy funcionan de forma independiente para listarlos en mercados globales y mejorar los dividendos son algunos planes contemplados.

Toro considera que se trata de catalizadores para impulsar el valor de las empresas del GEA y que, sí o sí, deben concretarse a toda marcha. Para él, el futuro bursátil de Nutresa puede ser Estados Unidos, donde las empresas de alimentos son mejor valoradas, y además destaca otros movimientos importantes como el que tiene Celsia (filial de Grupo Argos) para expandir su operación.

Adicional, cree que las acciones de Sura y Nutresa en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) también verán importantes cambios. Su nueva normalidad, haya o no OPA, estaría mínimo entre 25.000 y 26.000 pesos por acción. Aunque es un precio que no termina de reflejar el valor de esas compañías, sí es superior al que traían antes de que apareciera Gilinski. Con esto, claramente, gana el mercado y las propias empresas.

Y es que vale recordar que el 10 de noviembre del año pasado, última jornada en la que se transó en el mercado colombiano sin la influencia de las OPA de Gilinski, el título de Nutresa cerró a $21.740, mientras que el de Sura lo hizo a $21.200. Una vez lanzadas las OPA, ambos han tenido importantes variaciones y es así como al final de la rueda bursátil el pasado viernes quedaron en $30.020 y $29.120, respectivamente.

La recta final

Lo que viene ahora es el período decisivo de las OPA. Como bien dicen analistas, el mayor número de respuestas a estas propuestas se da en las últimas jornadas, primordialmente porque una vez un accionista acepta, sus títulos quedan congelados, por lo cual la mayoría espera hasta la recta final, analizando qué movimientos hay en el mercado.

Uno de los factores que entran en dicho análisis es la tasa de cambio. El dólar arrancó fuerte el año y para este fin de semana, por ejemplo, la Tasa Representativa del Mercado (TRM) que rige es de $4.043,46. Así, las ofertas de Gilinski por acción de Sura (US$8,01) y Nutresa (US$7,71) equivalen hoy en pesos colombianos a $32.468,98 y $31.175,07

No obstante, en las OPA el pago de acciones adquiridas se puede hacer en los tres días hábiles posteriores a la fecha en la que se informe al mercado el resultado de la operación, por lo que en el hipotético caso de que Gilinski dé luz verde al proceso, el precio por acción en pesos colombianos podría ser incluso menor.

Hasta el viernes pasado, al magnate aceptaron venderle 71.345.103 acciones de Nutresa y 64.759.707 acciones de Sura, representativas del 15,58% y 13,84% del total de títulos ordinarios en circulación de esas compañías (ver Gráfico).

La expectativa es total y en los próximos días puede pasar cualquier cosa. Por ejemplo, en un reciente informe de la Bolsa de Valores de Colombia se observa que de las 5.048.071 acciones de Nutresa transadas en diciembre, el 44,95% fue adquirido por extranjeros y un 16,73% por sociedades comisionistas. ¿Lo hicieron para vendérselas a Gilinski? Es la pregunta que queda en el aire, de acuerdo con el asesor financiero Andrés Moreno Jaramillo.

Por lo pronto, se espera por ver cuál fue la postura de los fondos de pensiones, que son el principal foco de las OPA luego de la negativa de Sura, Argos y Nutresa de vender las participaciones que tienen entre sí por considerar que el valor ofrecido no es el que corresponde. Los accionistas minoritarios, por su parte, han dejado claro que respaldan al GEA y su posición es no participar en la movida, o por lo menos así se escuchó durante las asambleas de las empresas del grupo en semanas anteriores.

Lo cierto es que en la tarde del miércoles algo cambiará en el GEA, que deberá apostar en adelante a nuevas estrategias de negocio para dar valor a sus accionistas si quiere fortalecer el enroque que hoy genera más de 83.000 empleos.

Para Sebastián Toro, de Arena Alfa, queda una gran lección: “hay muchas acciones que se están casi regalando en el mercado colombiano y están llegando inversionistas a aprovechar. Mientras todo siga tan barato, seguiremos viendo otras OPA”

ACEPTACIONES A LAS OPA DE GILINSKI

Paréntesis ¿En qué consiste una opa?

Una Oferta Pública de Adquisición (OPA) es una operación mediante la cual un inversionista busca adquirir cierta participación de una empresa listada en bolsa. La regulación colombiana establece que la OPA debe lanzarse por 25% o más de las acciones de una compañía; el porcentaje puede ser menor si la OPA la realiza una sociedad que ya tenga un 25% o más de participación. La Superintendencia Financiera es quien autoriza estas movidas y en los tiempos recientes ha habido varios procesos de esta clase en el país; Éxito, Enka, Familia y Acerías Paz del Río han estado involucradas.

cronología 10 momentos claves en las movidas por Grupo Nutresa y Grupo Sura

10 de noviembre de 2021

En la noche llegó a la Superfinanciera una solicitud para adelantar una OPA hasta por 62,625% de las acciones de Nutresa. El oferente era Nugil, empresa del Grupo Gilinski.

12 de noviembre de 2021

Se supo que los Gilinski no estaban solos en el negocio, tenían el respaldo del Royal Group, de Abu Dhabi. Días después se confirmó un préstamo del First Abu Dhabi Bank para la operación.

28 de noviembre de 2021

En entrevista con EL COLOMBIANO, Jaime Gilinski dejó entrever que también podría lanzar una OPA por Sura. Frente a su movida por Nutresa, admite haberla analizado dos años antes.

29 de noviembre de 2021

Con la venia de la Superfinanciera, arrancó la OPA por Nutresa. Una semana antes la acción de la compañía de alimentos se había reanudado en la BVC, valorizándose más de 27%.

30 de noviembre de 2021

Gilinski lanza una nueva OPA. Esta vez por Grupo Sura, a través de JGDB Holdings. Su objetivo en esta ocasión es adquirir hasta el 31,68% de los títulos ordinarios de la firma.

5 de diciembre de 2021

Grupo Argos, dueño del 9,86% de Nutresa, decide no aceptar la oferta de Nugil. Jorge Mario Velásquez, presidente de Grupo Argos, admitiría luego sentir que Gilinski le mintió al mercado.

13 de diciembre de 2021

Al igual que Argos, el Grupo Sura declinó la propuesta de Gilinski por Nutresa. Ese mismo día, Nugil anunció que extendería la OPA hasta el 12 de enero (finalizaba el 17 de diciembre).

24 de diciembre de 2021

Tras el aval de la Superfinanciera, empieza la segunda OPA de Gilinski, esta vez por Grupo Sura. En la propuesta se contempla que el proceso termine el 11 de enero.

5 de enero de 2022

Se conoce que JGDB Holdings no extenderá la OPA por Grupo Sura, como lo hizo en su momento con Nutresa. Así, el proceso por Sura terminará primero que el de Nutresa.

6 de enero de 2022

Grupo Argos y Grupo Nutresa deciden por separado no participar en la OPA de Gilinski por Grupo Sura (empresa de la cual poseen 27,72% y 13,04%, respectivamente).

Diego Andrés Vargas Riaño

En mis bolsillos hay una grabadora y unos audífonos; en mi mente, amor por el periodismo.