Este viernes la OMS confirmó que sí tiene ventajas sobre delta, la dominante hasta ahora. Volverían algunas restricciones.

A una velocidad nunca antes vista se ha estado expandiendo la más reciente variante del SARS-CoV-2, declarada como preocupante por la Organización Mundial de la Salud (OMS): ómicron.

En tan solo 17 días fue detectada en 62 países más (pasó de estar en 15, con corte al 30 de noviembre, a estar en 77 hasta el 17 de diciembre). No obstante, de acuerdo con lo afirmado este viernes a la opinión pública por la OMS, en voz de la epidemióloga y jefa técnica para la covid, Maria Van Kerkhove, “es probable que esté presente en otros lugares del mundo”.

¿Por qué se asume esto? Porque en un mundo globalizado como el actual, según explicaciones de la epidemióloga y docente de la U. de los Andes, Andrea Ruiz, la movilidad de personas entre países es de gran magnitud y, por ende, una de las principales causas de la diseminación.

Distinciones confirmadas

Cada día hay nuevos datos y momentáneas certezas en torno al comportamiento de ómicron. Esto es normal porque al tratarse de una pandemia en curso y de un virus reciente, los hallazgos son naturalmente constantes y cambiantes.

Sin embargo y pese a que es descubrimiento reciente, Van Kerkhove confirmó a la opinión pública lo que se preveía: es más transmisible que las demás, “algunas de sus mutaciones le brindarían una ventaja de crecimiento”.

En Sudáfrica, al 13 de diciembre, ómicron estaba en más del 98 % de las muestras positivas secuenciadas genéticamente. En España, a la misma fecha, estaba en un 8 %, en Francia en un 4,3 % y en Reino Unido en un 2,4 %.

No obstante, delta sigue siendo la dominante: más del 90 % de los contagios globales son causados por ella.

Anuncio. Desplácese para seguir leyendo.

Así pues, la epidemióloga de la OMS señaló que un cuestionamiento sigue siendo: “¿Cómo competirá ómicron con otras variantes que están circulando”, no solo con delta sino también con gamma, alpha y beta.

Distinciones por confirmar

Van Kerkhove comentó que si bien hay informes iniciales que sugieren que es menos severa que delta, aún se sigue estudiando, pues ha habido casos leves, hospitalizaciones y muertes asociadas a ella.

En este sentido, como ya lo había señalado, en días posteriores a su descubrimiento, el virólogo de la U. Cooperativa, Julián Ruiz: el fortalecimiento de la vigilancia genómica es fundamental igual que la vigilancia epidemiológica.

Un aumento de contagios implica un aumento de hospitalizaciones y muertes, lo que a su vez podría “poner a los sistemas de salud que ya están sobrecargados en un estado en el que las personas no recibirían la atención adecuada”, puntualizó Van Kerkhove.

¿Vuelven las medidas?

Las autoridades de Reino Unido señalaron a finales de esta semana, en rueda de prensa, que la rápida expansión de ómicron hace prever que los récords «serán abatidos en próximas semanas». Por su parte, Portugal, Grecia, Italia y Rusia anunciaron que, en razón de las fiestas, exigirán para la entrada de viajeros pruebas PCR negativas, incluso aunque se tenga al día el carné de vacunación.

El Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades pidió que se tomen medidas “contundentes” adicionales a la vacunación, que permitan sortear las personas no vacunadas.

Anuncio. Desplácese para seguir leyendo.

Laura Franco Salazar

Periodista convencida de la función social de su profesión, de la importancia del apoyo mutuo, la educación y el arte.

Anuncio. Desplácese para seguir leyendo.