Dijo que un juez, pese a la tutela, no puede decirle qué puede objetar y qué no. Se cae restricción para contratar.

Sin importar que un juez de la República le ordenó –vía tutela– suspender la entrada en vigencia de la polémica reforma que se hizo a la Ley de Garantías, el presidente Iván Duque sancionó el Presupuesto General de la Nación (PGN), norma en la que está incluido ese espinoso tema.

La tesis del Jefe de Estado es que, a su juicio, un juez no puede decirle al primer mandatario qué debe firmar o qué no, por lo cual considera que la decisión de tutela no surte efectos sobre su cargo ni le impide frenar su accionar como líder del Ejecutivo.

De hecho, la oficina jurídica de la Casa de Nariño y el Ministerio del Interior sí estudiaron impugnar el fallo para no incurrir en un posible desacato a una orden judicial, pero terminó imponiéndose la tesis jurídica de que un juez no puede delinear el accionar del Jefe de Estado.

“Un juez de la República no le puede decir a un Presidente qué debe objetar o qué no debe objetar, porque eso sería violar la Constitución colombiana. Nosotros firmamos la ley y la firmamos con ese artículo y se hará todo el proceso judicial que corresponda en el debate sobre ese artículo”, advirtió Duque.

Esa declaración, dada a RCN, es la respuesta directa que la Casa de Nariño le da a la Sección Primera del Juzgado Tercero Administrativo de Bogotá, que un fallo de esta semana ordenó suspender la entrada en vigencia de la reforma a la Ley de Garantías porque se hizo a través de una norma ordinaria y, de acuerdo con el ordenamiento jurídico colombiano, debió hacerse por medio de una norma estatutaria, que tiene mayor nivel.

En ese contexto, el juez que falló la tutela indicaba que el Jefe de Estado sí podía sancionar el PGN, pero sin incluir el artículo de la Ley de Garantías hasta tanto la Corte Constitucional no se pronunciara de fondo.

“Los alcaldes y gobernadores deberán atender de manera clara y precisa lo reglado en el parágrafo 38 de la Ley 996 de 2005, mientras la Corte Constitucional emite pronunciamiento, conforme a lo expresado en esta providencia”, se lee en el fallo firmado por la jueza Edna Paola Rodríguez, que ahora el presidente Duque considera no debe acatar.

Ahora, con el cambio que sí entra en vigencia pese a la tutela, se suspende el apartado que impedía celebrar contratos cuatro meses antes de las elecciones legislativas y presidenciales. De hecho, Duque defiende esa polémica modificación con el argumento de que impulsaría la reactivación económica y no el clientelismo.

Anuncio. Desplácese para seguir leyendo.

Así las cosas, desde este viernes alcaldes y gobernadores, con la vigilancia de los entes de control, podrán realizar convenios interadministrativos y mover sus presupuestos

Paréntesis Lo que decía la tutela

La tutela la falló la Sección Primera del Juzgado Tercero Administrativo de Bogotá. Se advirtió que cualquier modificación que se le haga a la Ley 996 de 2005, la de garantías electorales, debe hacerse a través de una norma estatutaria y no como se hizo, por medio de una ley ordinaria. El despacho consideró que la norma afectaba de “manera grave” los principios de imparcialidad e igualdad electoral y decidió amparar de forma “transitoria” los derechos fundamentales al debido proceso e igualdad”.

Alejandro Arboleda Hoyos

Periodista, apasionado por la historia, la geopolítica y los documentales. Hago preguntas desde que tengo uso de razón. Egresado de la Universidad Eafit.

Anuncio. Desplácese para seguir leyendo.