El Departamento Nacional de Planeación (DNP) había confirmado su asistencia, pero el mandatario no apareció. El ministro de Educación, Alejandro Gaviria, lo representó en la jornada.

El Gobierno sigue su correría por el país con los diálogos regionales vinculantes, jornadas destinadas para escuchar a la población y sus propuestas para construir el Plan Nacional de Desarrollo que se radicará ante el Congreso en febrero del próximo año.

La más reciente parada del evento fue Bogotá, donde el Gobierno esperaba convocar a más de 15.000 personas en la Plaza de Armas de la Casa de Nariño para escuchar sus inquietudes y propuestas entorno a las necesidades del centro del país. Sin embargo, y de acuerdo con asistentes, esta jornada no convocó ni a 1.000 personas.

De hecho, en redes sociales circulan videos de reclamos de varios participantes al evento asegurando que no les dieron la palabra y que no hubo participación de minorías en la conversación.

Otro hecho que empañó la jornada fue la ausencia del presidente Gustavo Petro, pues el Departamento Nacional de Planeación (DNP) había confirmado su asistencia. Quienes sí se hicieron presentes fueron Luis Fernando Velasco, consejero presidencial para las regiones; Jorge Iván González, director del DNP y Alejandro Gaviria, ministro de Educación, quien estuvo en representación del jefe de Estado. Por los gobiernos departamentales también hicieron presencia Claudia López, alcaldesa de Bogotá; y Freddy Orjuela, gobernador encargado de Cundinamarca.

Las prioridades de los ciudadanos de la capital y el departamento de Cundinamarca que se expresaron esta jornada fueron salud, en especial la mental; educación, con mayores oportunidades en la oferta estatal gratuita para estudios básicos y superiores, y seguridad.

“Bogotá, lo sabemos bien, resume a Colombia. Aquí estamos todos. Es el centro de las oportunidades del país, epicentro de la movilidad social; una región donde vinimos todos, por mi experiencia personal, a rehacer nuestra vida. La importancia económica, social, ecológica de Bogotá es fundamental. Para que Colombia sea potencia mundial de la vida, Bogotá tiene que serlo igualmente”, comentó el ministro de Educación.

Sobre los temas que se priorizaron en el diálogo se definió que en materia de educación se incluirá en el proyecto del Plan Nacional de Desarrollo, la construcción de la nueva universidad pública en la localidad de Suba y la cofinanciación de otra sede de educación superior en un lote del Distrito, en Bosa, y que atenderá a la población de esta localidad, de Ciudad Bolívar, y del municipio de Soacha.

En cuanto a la seguridad se determinó reforzar las medidas que deben adoptarse para que no haya impunidad en delitos como atracos, violaciones y otros tipos de violencias, como contra las mujeres y la sexual.

En relación con la salud mental se manifestó la necesidad de construir más políticas públicas para prevenir el suicidio.

Con este ya son 35 jornadas de los diálogos regionales vinculantes y aunque todavía faltan otros 15 encuentros, el Gobierno ya presentó esta semana un primer borrador de la hoja de ruta del Gobierno Petro.

El Colombiano