Conéctate con nosotros

Hola que estas buscando

Tecnología

Qué tipos de ataques afectan a tu navegador y cómo evitarlos

Mantener la seguridad en la red es algo imprescindible, ya que hay muchas amenazas que pueden comprometer los datos personales y el buen funcionamiento de los equipos. Pero es aún más importante al utilizar determinados programas, como es el navegador. En este artículo vamos a explicar cuáles son los tipos de ataques o amenazas que…

Qué tipos de ataques afectan a tu navegador y cómo evitarlos

Mantener la seguridad en la red es algo imprescindible, ya que hay muchas amenazas que pueden comprometer los datos personales y el buen funcionamiento de los equipos. Pero es aún más importante al utilizar determinados programas, como es el navegador. En este artículo vamos a explicar cuáles son los tipos de ataques o amenazas que pueden afectar al navegador y de qué manera podemos protegernos. Vamos a dar una serie de consejos para utilizar Chrome, Firefox y otros navegadores con mayor seguridad.

Qué amenazas afectan al navegador

Los piratas informáticos pueden utilizar métodos de ataques muy diversos para robar datos o comprometer el buen funcionamiento de los sistemas. Esto también aplica al propio navegador y otras aplicaciones que se conectan a la red. Es importante conocer qué tipos de ataques pueden afectarnos al navegar y de esta forma poder tomar medidas para estar protegidos.

Extensiones falsas

El primer tipo de ataque que pueden utilizar para poner en riesgo el navegador es algo que utilizamos muy frecuentemente: las extensiones. Los complementos para Chrome o Firefox son muy útiles y hay muchos. Por ejemplo sirven para organizar pestañas, gestores de descargas, administradores de claves, etc.

El problema es que los piratas informáticos pueden utilizar extensiones falsas para que la víctima las instale y robar sus datos. Normalmente estos complementos suelen estar en sitios inseguros, enlaces que nos llegan por Internet, etc. Simulan ser legítimas, pero en realidad han sido diseñadas solo para estafar.

A través de una extensión falsa podrían recopilar el historial de navegación, las contraseñas y datos personales. Incluso podrían ganar acceso al navegador para instalar otros complementos también maliciosos.

Anuncio. Desplácese para seguir leyendo.

Secuestro de sesión

Otro tipo de amenazas que pueden afectar al navegador es el secuestro de sesión. Cuando iniciamos sesión en algún servicio online, como puede ser una red social, un foro o cualquier cosa, se asigna un ID único de sesión. Esto hace que el dispositivo que usemos, como puede ser un ordenador, continuamente intercambie esa identificación para validar la sesión.

El problema llega cuando ese ID de autenticación no está cifrado correctamente. Eso puede hacer que sea interceptado por un atacante. Podría secuestrar la sesión y actuar como si realmente fueran el usuario legítimo. Podrían realizar compras y pagos, bloquear una cuenta, robar información confidencial, etc.

Especialmente el navegador puede ser vulnerable a este tipo de ataques cuando estás conectado a una red Wi-Fi insegura. Por ejemplo en un aeropuerto o centro comercial, donde no sabes realmente quién puede estar en esa red.

Ataques contra dispositivos

Inyección SQL

Un tipo de ataque que también afecta a la hora de navegar es la inyección SQL. Lo que hace un atacante en este caso es enviar comandos SQL a un servidor web e intentar acceder a esos datos almacenados, modificarlos o robarlos. Podrían llegar a corromper un formulario web o las cookies y manipularlos para que inyecten código malicioso en el navegador.

Esto va a provocar que la víctima, al entrar en una página web, sufra un ataque cibernético al ejecutarse código malicioso. A partir de ahí podrían robar información personal, detalles de pagos, claves, etc. No obstante, en este caso va a afectar al sitio web que visitamos o al servidor al que intentamos entrar desde el navegador.

Ataques MitM o MitB

En este caso estamos ante un tipo de ataque que se interpone entre la víctima y un servidor al que intenta acceder. Es lo que se conoce como ataques Man in the Middle o, más específico para el navegador, ataques Man in the Browser. Estos últimos se encargan de interceptar el tráfico del navegador.

Lo que van a hacer es capturar el tráfico que enviamos y recibimos al entrar en una página web, iniciar sesión, etc. Pueden llegar a modificar ese tráfico, robar información, contraseñas… Además, podría alterar lo que recibimos al entrar en un sitio web. Por ejemplo podría llegar a derivarnos a una página web falsa que simula ser legítima.

Explotar vulnerabilidades del navegador

Por supuesto, un atacante podría explotar una vulnerabilidad en un navegador. Podría llegar a robar contraseñas o ver el historial de navegación si se aprovecha de algún fallo conocido, ya sea en el propio navegador o en alguna extensión que tengamos instalada y que pueda tener alguna vulnerabilidad.

Esto es un clásico, ya que son muchos los ataques cibernéticos que afectan a todo tipo de dispositivos y que se aprovechan de esta circunstancia. Básicamente buscan un fallo de seguridad que aparezca para poder explotarlo y lograr su objetivo.

Anuncio. Desplácese para seguir leyendo.

Consejos para mantener la seguridad

Después de explicar los principales tipos de ataques que pueden afectar a tu navegador a la hora de entrar en páginas web o iniciar sesión en plataformas, vamos a dar algunos consejos de seguridad. El objetivo es proteger al máximo tus datos personales y no correr ningún tipo de peligro.

Tener siempre el navegador actualizado

Algo fundamental es tener siempre el navegador actualizado correctamente. De esta forma podrás corregir vulnerabilidades y evitar algunos de los ataques que hemos explicado. Pueden aparecer fallos que permitan la entrada de intrusos y darles la oportunidad de robar información personal.

Por tanto, siempre hay que tener las últimas versiones instaladas. En el caso de Google Chrome hay que ir al menú de arriba a la derecha, pinchar en Ayuda y darle a Información de Google Chrome. Automáticamente mostrará qué versión tienes instalada y, en caso de que hubiera alguna más reciente, comenzará automáticamente la instalación.

Actualizar Google Chrome

Algo similar ocurre con otros navegadores como Firefox. También tienes que ir a Ayuda y entrar en Acerca de Firefox y darle a actualizar. Es algo que suele realizarse de forma automática, pero pueden aparecer fallos y tener que hacerlo de forma manual.

Usar programas de seguridad

Por supuesto, para mantener la seguridad y evitar ataques en el navegador siempre debemos tener aplicaciones de seguridad instaladas. Es importante contar con un buen antivirus, como puede ser el propio Windows Defender o cualquier alternativa como Avast o Bitdenfeder. Hay muchas opciones, tanto gratuitas como de pago, pero debes instalar siempre una de garantías.

Pero más allá de usar un antivirus, también puedes contar con otros programas de seguridad como puede ser un firewall o incluso extensiones para el navegador. Hay algunos complementos específicos para mantener la seguridad y evitar ataques, como WOT o HTTPS Everywhere, que ayudan a mantener la privacidad.

Instalar complementos de forma segura

Si vas a instalar alguna extensión, incluso alguna de seguridad como hemos mostrado, es fundamental que las instales de forma segura. Siempre debes acudir a la tienda oficial del navegador, ya sea de Chrome, Firefox o el que utilices. Debes evitar instalar complementos desde fuentes que no son seguras.

Un atacante podría crear una extensión falsa o modificar alguna legítima para poder robar datos. Pueden colarlas en Internet y usarlas como cebos para que la víctima las descargue y realmente esté agregando software malicioso que va a poner en peligro su seguridad y privacidad al navegar.

Sentido común al visitar páginas web

Por supuesto, algo imprescindible es el sentido común. De hecho, podemos decir que la mayoría de ataques van a necesitar que cometamos algún error. Por ejemplo hacer clic en un enlace malicioso, descargar un archivo que en realidad es malware, instalar un complemento falso para el navegador, etc.

Anuncio. Desplácese para seguir leyendo.

Lo que debes hacer es mantener siempre una navegación segura, entrar en sitios que sean fiables y tener cuidado a la hora de descargar archivos o instalar cualquier cosa. Esto evitará muchos tipos de ataques en el navegador que puedan poner en riesgo tus dato y también el buen funcionamiento.

Evitar redes inseguras

Algunos ataques como Man in the Browser pueden aparecer cuando nos conectamos a redes Wi-Fi inseguras. Por ello, es imprescindible evitar las que pueden ser un peligro. Por ejemplo hablamos de redes Wi-Fi en espacios públicos, como podrían ser un aeropuerto o un centro comercial.

En caso de que tengas que conectarte en un sitio que no sea fiable, siempre puedes hacer uso de un programa VPN. Lo que hace este tipo de aplicación es cifrar la conexión y permitir que los datos personales estén protegidos a la hora de navegar por la red. Puedes usar opciones como NordVPN o ExpressVPN, que funcionan muy bien.

En definitiva, como has podido ver son muchos los ataques que pueden afectar a un navegador y poner en riesgo tus datos cuando entras en Internet. Es importante que tomes medidas de precaución en todo momento y protejas tus datos personales en la red. Puedes utilizar los consejos que hemos mostrado para mejorar la seguridad.

Puede que también te guste

Entretenimiento

La serie tiene planes grandes para estos tres personajes. Ultimate team | Foto: Bones My Hero Academia tiene planes muy marcados para el trio...

Tecnología

Actualizado el 21/02/2021 08:34 a.m.Ahora te enseñaremos cómo descargar la actualización de la APK WhatsApp Plus V10. Ante las nuevas condiciones y políticas de...

Finanzas

CON BATERÍAS MODULARES Ample ha presentado sus estaciones de intercambio de baterías que aportan el empleo de baterías modulares y adaptables a los coches...

Entretenimiento

Carlos Torres y su novia, Joanna Castro / Tomada de Instagram. Carlos Torres , el protagonista de ‘La Reina del Flow 2 ’ no...

Anuncio