La señora, llamada Arline Cariño, publicó recientemente un post en el que no solo se refiere en malos términos al certamen de la belleza sino también a otras participantes.

El último Miss Universo, que se llevó a cabo en Nueva Orleans, estuvo (y sigue estando) cargado de emociones. En Colombia porque se esperaba que María Fernanda Aristizábal se quedara con la corona. Y en el resto del mundo por varias razones.

Por un lado porque las candidatas en lugar de felicitar a R’Bonney Gabriel, Miss Estados Unidos, por quedarse con el título de la mujer más bella del universo, se fueron a consolar y a abrazar a Miss Puerto Rico. Por otro, porque los rumores de un posible fraude parecen lo suficientemente potentes como para tambalear el certamen tanto como están haciendo temblar a las redes sociales.

Sin embargo, la notica que ahora convoca es otra: la reciente oleada de críticas que envió Arline Cariño, madre de Ashley Ann Cariño, reina de Puerto Rico, a través de un post de Facebook, que según algunos periodistas boricuas, fue borrado 12 horas después, en el cuál deja entrever su descontento con las decisiones tomadas por los jurados de la competencia:

“Esta organización jamás será igual que antes o mucho menos prestigiosa. Por lo antes visto, en mi opinión, muchas cosas estuvieron de más. Primeramente no es la plataforma para buscar igualdad para diferentes géneros, que fue el primer mensaje que tiro la tía Anne y no es que tenga nada en contra de otras comunidades, pero hay concursos para cada población. En la misma línea, tampoco es plataforma para ventilar sus issues personales, lo cual esto me deja entender que más que nada esto es un capricho de la tía Anne”, señaló en una parte de su comunicado.

Además, aseguró que el contrato de compraventa de Miss Universo era explícito en cuanto a que Estados Unidos sería la ganadora irrefutable sin importar “cuál fuese la mejor representación de una verdadera reina”. Lea el mensaje usted mismo:

Finalmente, la señora Cariño no se volvió a pronunciar, ni en redes social, ni en medios de comunicación.