El estadounidense Hans Niemann, quien lo había vencido hace una semana.

El campeón mundial de ajedrez, Magnus Carlsen, abandonó en dos jugadas su partida del torneo Julius Baer Generation Cup contra el estadounidense Hans Nieman.

Nieman, es el mismo rival ante el que, hace dos semanas, perdió en la Sinquefield Cup de San Luis (EE. UU.) en un juego a ritmo clásico que indujo al noruego a retirarse del torneo insinuando que el norteamericano había hecho trampas.

El reencuentro de ambos jugadores en este séptimo torneo del Champions Tour, que se juega por internet, había despertado una gran expectativa entre los aficionados, después de la enorme polémica que estalló con el abandono de Carlsen en San Luis, en competición presencial a ritmo clásico.

El noruego no dio explicaciones claras tras su retirada en la Sinquefield Cup, pero todo el mundo entendió que obedecía a sus sospechas al comprobar que su rival jugaba a toda velocidad contra una variante rara de la nimzo-índia que él había preparado expresamente para aquella partida.

“Me he retirado del torneo. Siempre he disfrutado jugando en el Club de Ajedrez de San Luis y espero estar de vuelta en el futuro”, escribió Carlsen en su cuenta de Twitter, en la que tiene 715.000 seguidores.

El mensaje dejaba entrever algo más detrás de su retirada ya que venía acompañado de un antiguo vídeo de José Mourinho en el que el entrenador portugués de fútbol comentaba: “Si hablo, me meto en un gran problema”.

Niemann, número 49 del ránking mundial de ajedrez, había derrotado con negras a Carlsen y puso fin a la racha de partidas sin perder que el campeón del mundo había prolongado hasta las 53.

El norteamericano alegó que, casualmente, había repasado esa línea unas horas antes de la partida. “Por una especie de milagro, comprobé esa línea hoy mismo. No sé por qué, es algo ridículo pero fue así. No entiendo por qué lo miré, es ridículo”, manifestó.

Aquella era la primera vez que se enfrentaban en ajedrez clásico y los dos jugadores compartían el primer puesto del torneo empatados a 1,5 puntos tras conseguir una victoria y unas tablas. Aquel triunfo permitió, además, a Niemann superar por primera vez la barrera de los 2.700 puntos en el ránking mundial.

“Debe de ser vergonzoso para el campeón del mundo perder contra un idiota como yo”, comentó entonces el estadounidense.

El nuevo choque entre Carlsen y Niemann, ahora por internet, se prestaba a todo tipo de opciones: desde una partida normal hasta una negativa del campeón mundial a jugar contra Niemann. Lo que casi nadie esperaba es que el campeón del mundo se aviniera a jugar pero abandonara en la segunda jugada, regalando el punto a su rival.

El estadounidense de 19 años, que protagonizó episodios de fraude en partidas de ajedrez cuando tenía 12 y 16, abrió este lunes con peón de dama (1.d4), Carlsen respondió llevando su caballo a f3, y cuando las blancas continuaron con 2.c4, el campeón del mundo abandonó.

La nueva derrota podría tener importancia en el desarrollo del torneo, ya que, al término de la primera fase, de todos contra todos, los ocho primeros acceden a las eliminatorias de cuartos de final, que se juegan ya mediante encuentros al mejor de cuatro partidas de 15 minutos por bando con 10 segundos de incremento por jugada.

Si los dos protagonistas de la polémica se clasifican (Carlsen lo tiene prácticamente seguro y las posibilidades de Niemann crecen mucho con el regalo del campeón), podrían volver a enfrentarse en cualquiera de las rondas siguientes, alimentando el morbo sobre la actitud que adoptaría el campeón, en ese caso.