Ya había anunciado que adquiriría la plataforma de redes sociales pero ahora volvió a surgir la duda.

Las polémicas no dejan de rodear al multimillonario dueño de Tesla y de Space X, Elon Musk. Está atravesando críticas por algunas decisiones con Tesla, fue mencionado en el juicio por Amber Heard y lleva meses debatiéndose si comprar Twitter o no.

Esta vez, el magnate volvió a amenazar a la plataforma de redes sociales: no compraría si no le solucionan algunos datos clave.

En abril ya había anunciado, casi asegurado, que compraría a Twitter por 44.000 millones de dólares, pero esa propuesta ha variado con los días. Lo último que se supo es que todavía estaba comprometido con la compra pero solicitaba detalles que probaran el número de las cuentas falsas/spam que hay en la plataforma.

Ahora, amenazó este lunes 6 de junio con no consumar la adquisición porque no ha recibido de la empresa la información que él requirió esa vez, hace una semana, sobre las cuentas falsas y el spam.

Ya Twitter ha respondido

Hace un par de semanas, ante las mismas acusaciones, Parag Agrawal, director ejecutivo de Twitter, publicó un hilo detallando cómo ellos calculan el número de bots para dar respuesta a Musk.

En su hilo, Agrawal indicó que la red social todos los días suspende más de medio millón de cuentas de spam “incluso antes de que los usuarios puedan verlas”. y que esta es la razón por la que el equipo de Twitter no puede identificar todos los perfiles falsos. Aún así, se mantiene en el 5%.

Sin embargo, no ha sido suficiente. En una carta dirigida a la compañía hoy lunes –y filtrada a varios medios–, Musk dijo que la dirección actual de Twitter está “resistiéndose y frustrando” esa entrega de información, lo que equivale a un “claro incumplimiento material” de los términos del acuerdo de compra.

Dice que solo se le han dado respuestas de la parte técnica, más no las que él requiere.

En consecuencia, Musk dice que “se reserva todos los derechos que de ahí se derivan, incluido el de no consumar la transacción”.

El Colombiano