La isla podría enfrentarse a un huracán de categoría 1, por lo que las casas se podrían poner a prueba.

Las autoridades nacionales alertaron en las últimas horas que el archipiélago de San Andrés y Providencia está en alerta por la posible llegada de la tormenta tropical Trece –que pasaría a llamarse Julia–, el fenómeno natural podría desencadenar en un huracán de categoría 1.

Así lo alertó el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), que detalló que en las islas podrían registrarse vientos que alcancen la velocidad de hasta los 119 kilómetros por hora, por lo que se activaron las medidas de contingencia.

“Se pronostica que la depresión se convierta en una tormenta tropical en las próximas horas, hoy viernes en la mañana, y posteriormente se fortalezca hasta convertirse en huracán el sábado en la noche mientras se acerca a las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina”, detalló el Ideam.

A pesar de encender las alarmas, se aclaró que el pronóstico del Ideam es que el huracán que llegue a las islas sea de categoría 1, menor a Iota, huracán que fue de categoría 4 y que devastó la isla en noviembre de 2020.

Ante esta posibilidad de que se registre un nuevo huracán, de categoría menor al Iota, ha surgido la pregunta sobre la resistencia de las casas que el gobierno de Iván Duque construyó en Providencia, cuyo costo supera los 600 millones de pesos por los materiales utilizados.

A esta pregunta respondieron anticipadamente los exministros de Vivienda Jonathan Malagón, Susana Correa; y Víctor Muñoz, el exdirector del Departamento Administrativo de la Presidencia (Dapre), quienes aseguraron que estas construcciones tienen capacidad de resistir ante huracanes y terremotos.

¿Las casas de Providencia resistirán a un nuevo huracán?

La exministra Correa aseguró que las viviendas que el gobierno Duque construyó en Providencia tienen las especificaciones técnicas que les permiten garantizar una resistencia a los vientos de hasta 250 kilómetros por hora, por lo que resistirían a un eventual huracán en las próximas horas.

En ese sentido se aclaró que se trata de construcciones con una estructura en acero galvanizado pernado, para evitar corrosión, y con muros en concreto lanzado con microfibras y macrofibras, diseñadas para soportar vientos de hasta 250km/h y con una vida útil cercana a los 50 años.