Esta semana el dólar siguió bajando, se cotizó en $4.807,63 en promedio.

Este martes, el dólar cerró a $4.807,63 en promedio, lo que significó una caída de $78,03 frente a la Tasa Representativa del Mercado, que para hoy es de $4.885,66.

El mínimo de la jornada fue de $4.783, mientras que el máximo llegó a $4.844. Se negociaron más de US$934,52 millones a través de 1.584 transacciones.

El dólar ha registrado una caída frente a otras divisas pares con las expectativas sobre el aumento de tasas de la Fed de Estados Unidos.

Ricardo Evangelista, analista senior de ActivTrades, explicó que a pesar de que los altos funcionarios de la Reserva Federal siguen manteniendo una postura de línea dura, las expectativas sobre lo que hará la Fed en el futuro han ido cambiando. Muchos inversores predicen ahora la ralentización del ciclo de subidas de tipos del banco central.

La narrativa está cambiando, pasando de centrarse en la inflación a preocuparse por una recesión, y se espera que la Fed adopte una postura más moderada para suavizar la contracción económica que se avecina. El discurso de Jerome Powell a última hora del día puede, o no, proporcionar más pistas. En cualquier caso, los mercados parecen ahora convencidos de que el reinado del rey dólar ha terminado, un escenario que crea margen para una mayor depreciación del billete verde y alzas para los precios del oro”, explicó el experto.

Los precios del petróleo operaban estables el martes, mientras el mercado esperaba los planes de subida de tasas de la Reserva Federal para calibrar su impacto en la economía y la demanda de combustible.

El barril de petróleo Brent, la referencia para Colombia, subía 0,77% a US$80,26 ; mientras que el WTI ascendía 0,96% a US$75,35.

Un dólar más débil puede impulsar la demanda de petróleo, según los expertos, ya que las materias primas denominadas en dólares resultan más baratas para los tenedores de otras divisas.

Tanto el WTI como el Brent subieron un 1% el lunes, después de que China, el mayor importador de petróleo del mundo y el segundo mayor consumidor, abrió sus fronteras durante el fin de semana por primera vez en tres años.

China también emitió un segundo lote de cuotas de importación de crudo para 2023, elevando el total para este año en un 20% respecto al año pasado.

Por otro lado, las reservas estadounidenses de crudo y destilados habrían caído la semana pasada, mostró el lunes un sondeo preliminar de Reuters. El martes, el Instituto Americano del Petróleo publicará los inventarios de crudo a las 16:30 hora de Washington.