Conéctate con nosotros

Hola que estas buscando

Tecnología

Un mundo laboral vigilado

Algo muy turbio se vislumbra en el ambiente de las grandes compañías estadounidenses que dominan el comercio internacional. Tras los tornados de Kentucky, que han dejado alrededor de 100 víctimas y que afectaron plantas y bodegas de empresas multinacionales, han venido descubriéndose condiciones de trabajo engañosas que, parapetadas tras un barniz de independencia y libertad,…

Un mundo laboral vigilado

Algo muy turbio se vislumbra en el ambiente de las grandes compañías estadounidenses que dominan el comercio internacional. Tras los tornados de Kentucky, que han dejado alrededor de 100 víctimas y que afectaron plantas y bodegas de empresas multinacionales, han venido descubriéndose condiciones de trabajo engañosas que, parapetadas tras un barniz de independencia y libertad, constituyen en realidad un retroceso en los derechos que los trabajadores han conseguido tras años de esfuerzo. Y, sumada a lo anterior, la pandemia ha exacerbado una práctica que se venía ejerciendo por todo Estados Unidos: la vigilancia del lugar de trabajo, pero ahora bajo un monitoreo constante de los empleados con la disculpa del trabajo remoto.

Hoy el 60 por ciento de las grandes empresas de Estados Unidos utilizan herramientas de monitoreo y vigilancia, el doble que antes de la pandemia, y existen más de 550 productos fáciles de conseguir que permiten extralimitarse en toda clase de labores de esta índole sin que exista ninguna regulación que controle su uso.

Pese a que la vigilancia dentro del mundo comercial e industrial existe desde 1870, es ahora, con la disculpa de la pandemia, cuando las empresas se han tomado todas las libertades. La tecnología de hoy reduce drásticamente el tiempo que se dedica a la vigilancia de los empleados, permitiendo por primera vez que sea financieramente viable. Hay vigilancias positivas dentro de las compañías que contribuyen a la seguridad, a prevenir y evitar un eventual acoso laboral o, por lo menos, a tener pruebas de ello; en general, tiene ventajas el registro de ciertas actividades. Todo eso es bienvenido.

El problema surge, como siempre, cuando impera el miedo. Cuando las grandes compañías consideran que los sindicatos pueden ser su peor enemigo y actúan con temor. Ese es el temor. Que con las herramientas listas lleguen a tomar decisiones como monitorear el correo de cada empleado, hacerles seguimiento en redes sociales, generar perfiles de aquellos que pueden llegar a ser conflictivos para la empresa y crear algoritmos que les permitan establecer los puntos débiles de los líderes sindicales. Se empieza con una vigilancia puntual y se termina escuchando conversaciones, tomando fotos periódicas de los escritorios o rastreando los desplazamientos e interacciones de unos con otros durante cualquier día laboral.

Por ejemplo, los supermercados Whole Foods utilizan mapas térmicos que permiten predecir en qué locales puede haber más riesgo de que se presente actividad sindical y Google tiene un sistema que alerta a los gerentes sobre cuándo se ha programado una reunión con más de 100 empleados para evitar que se organicen. En las bodegas de Amazon hay cámaras de seguridad con inteligencia artificial que vigilan los movimientos de cada empleado, cuánto tiempo les toma hacer una tarea y cuánto tardan los repartidores con cada domicilio. Y Walmart utiliza una tecnología que graba la interacción entre los cajeros y los clientes.

La vigilancia así es una práctica injusta dentro del mundo laboral que conduce a extremos como los que ya han sufrido algunas empresas: pasar de vigilantes a vigilados mediante nuevos programas de software que han comenzado a aplicar algunos sindicatos.

Pero lo peor es el día a día. Porque en este entorno de Gran Hermano se genera un ambiente asfixiante de secretismo entre los empleados que los hace sentir como si estuvieran actuando de manera incorrecta o ilícita. Ya no saben con quién o dónde pueden hablar. Ahí es cuando vale la pena preguntarse si los avances tecnológicos que alcanzamos nos van a permitir vivir mejor o, por el contrario, nos conducirán hacia una vida hipervigilada 

Anuncio. Desplácese para seguir leyendo.

Puede que también te guste

Entretenimiento

La serie tiene planes grandes para estos tres personajes. Ultimate team | Foto: Bones My Hero Academia tiene planes muy marcados para el trio...

Finanzas

CON BATERÍAS MODULARES Ample ha presentado sus estaciones de intercambio de baterías que aportan el empleo de baterías modulares y adaptables a los coches...

Tecnología

Actualizado el 21/02/2021 08:34 a.m.Ahora te enseñaremos cómo descargar la actualización de la APK WhatsApp Plus V10. Ante las nuevas condiciones y políticas de...

Entretenimiento

Carlos Torres y su novia, Joanna Castro / Tomada de Instagram. Carlos Torres , el protagonista de ‘La Reina del Flow 2 ’ no...

Anuncio