Jader Barbosa Da Silva Gentil solo está pendiente de ser oficializado por Nacional después de presentar los exámenes médicos.

Que una promesa del fútbol brasileño se ponga la camiseta de Atlético Nacional no es algo habitual, por lo general, ese tipo de jugadores emigran rápido a equipos grandes de Europa. Sin embargo, Jader Barbosa Da Silva Gentil se decidió por el conjunto antioqueño gracias a la relación que forjó con el técnico Paulo Autuori, quien lo convenció para vestirse de verde.

El joven brasileño de 19 años de edad nació en Rondonópolis y ya ha hecho parte de las convocatorias de las selecciones sub-18 y sub-20 de su país. Se desempeña como volante creativo, media punta o extremo. Públicamente se conoció que tenía ofertas para llegar a la MLS y al fútbol de Portugal.

Sin embargo, periodistas brasileños que cubren al club Paranaense y consultados por este diario, coinciden en que la relación que forjaron Autuori y el jugador, cuando el técnico lo dirigió el 2020, fue la que inclinó la balanza a favor de Nacional. El mismo entrenador sugirió a los directivos verdes el fichaje del juvenil.

El futbolista llegará inicialmente a préstamo por un año sin opción de compra, porque en el Paranaense reconocen su potencial y quieren darle rodaje para que lo desarrolle. Nacional le brinda esa posibilidad. Seguramente si el desempeño es superlativo y el futbolista se siente cómodo en el club, habrá espacio para renegociar.

El jugador hizo parte del título de Paranaense de la Copa Sudamericana de 2021. Además, pese a su corta edad, ya sumó 37 partidos con ese equipo y anotó 3 goles.

Los brasileños en Nacional

Jader compartirá vestuario en Nacional con su compatriota Francisco Da Costa y ambos tienen el reto de mejorar lo hecho por los brasileños que han pasado por el club en sus 75 años de historia. Con el juvenil, son 15 jugadores de esa nacionalidad los que han vestido la camiseta verdolaga.

El primero fue José Marín Sánchez, “Pepillo”, quien llegó en 1965. Estuvo tres años, donde disputó 107 partidos y anotó 30 goles, pero no pudo lograr ningún título.

En 1969 llegó Iraí Candido de Almeida, el popular “Sabará”, quien solo disputó un partido, porque dicen que arribó con una lesión crónica en el talón y nunca se pudo recuperar. Después fue Wilson de Carvalho Castilho, quien jugó siete partidos y anotó un gol. También Ubiratan Gomes dos Santos, quien disputó 18 partidos y anotó tres goles. Tal vez el brasileño más destacado de esa época fue Wilson dos Santos “Pipico”, que participó de 23 partidos y logró ocho goles.

En 1982 llegó “Didí”, Jorge Antonio de Souza que alcanzó a estar por dos años, disputando 66 partidos y logrando 22 festejos. En 1983 llegaría el brasileño más recordado por la afición verdolaga, conocido como “Sapuca” y de nombre Aparecido Donisette de Oliveira. En los tres años que estuvo con el club alcanzó a disputar 124 partidos, anotando 43 tantos. Sin embargo, también le quedó faltando un título.

Hasta 2005, el verde no se volvió a fijar en los brasileños. Ese año, por recomendación de Víctor Aristizábal, llegó Marcelo Ramos, a quien lo afectaron las lesiones durante los 38 partidos que disputó. Aunque anotó nueve goles nunca se pudo consolidar debido a esos inconvenientes físicos que lo afectaron. En 2006 el turno sería para Adriano Gerlin da Silva. Pese a lo bien referenciado que venía no llegó en su mejor forma física y únicamente disputó 11 partidos con el club.

En 2008 tuvo un paso fugaz John Daniel Zellner, quien actuó en dos partidos oficiales. También cuenta como brasileño Francisco Arrué, quien pese a haberse criado en Chile nació en Sao Paulo. Tampoco marcó diferencias durante los 17 partidos que jugó.

13 años han pasado desde el último brasileño que disputó partidos profesionales con Nacional, se trató de Dermival de Almeida Lima, “Baiano”, quien venía precedido de haber jugado en Boca Juniors de Argentina, pero fue más blanco de críticas por su pobre rendimiento en los 39 partidos que alcanzó a disputar.

En 2018 Nacional tuvo a Giovane Santos, un joven que venía de las inferiores del Santos de Brasil, pero que no llegó nunca a debutar con la casaca verdolaga, fue prestado al Unión Magdalena y terminó regresando a su país.

Así que Da Costa y Jader Barbosa tendrán la oportunidad de marcar historia con Nacional si llegan a conseguir un título con la institución antioqueña.

John Eric Gómez

Comunicador Social-Periodista bilingüe, amante de los deportes. He trabajado en Radio Bolivariana, RCN y Telemundo. Actualmente hago parte de El Colombiano.