Vida en el Planeta

Primera modificación:

Audio 14:43

Flores de cáñamo con 0.2 de THC.

Flores de cáñamo con 0.2 de THC. © Silvia Celi RFI

En París ha tenido lugar el primer salón de CBD o cannabidiol. Un compuesto natural que hay en la flor resinosa del cannabis. Actualmente los científicos y médicos alrededor del mundo estudian este producto con el fin de emplearlo como sustancia terapéutica.

«Es un mercado en plena expansión. Nos percatamos de que había una gran demanda por parte de los productores, de boutique y de franquicias. Estaba previsto para 2020 pero tuvimos que aplazarlo por la pandemia y me da la impresión de que este año el mercado está listo. La prueba es que por ahora hemos recibido 5000 visitantes profesionales”, explica Patrick Bedu, presidente de Cbd Export.

Poco antes de pasar la entrada se siente el aroma de cannabis. Al pasar la puerta se ven, muy bien presentadas flores de cáñamo y otras cosas que parecen marihuana.

Anuncio. Desplácese para seguir leyendo.

«Huele y parece, pero no es», afirma María, comercial de la empresa «Cake Sapace de CBD Farmers».

Hay CBD para animales también.

«Nosotros también somos animales (jejeje) pero bueno, los animales también necesitan a veces calmar dolores. Animales ancianos que sufren de artrosis, por ejemplo. Eso les ayuda a rencontrar cierta calidad de vida. En realidad, tienen las mismas necesidades que un ser humano. Claro que adaptamos el producto a cada especie, pero en realidad los animales sienten las mismas necesidades que el ser humano”, comenta Franco de la empresa BergBlüten.

Galletas con CBD.

Galletas con CBD. © Silvia Celi RFI

Todos hemos escuchado hablar de sanciones contra los deportistas que utilizan sustancias no autorizadas. Sin embargo, Franco vende CBD para deportistas: “El CBD de ahora si se acepta para los deportistas. Las preparaciones son equivalentes a un aceite de coco, por ejemplo, que se utiliza para la recuperación muscular”.

Dado el éxito que tiene la siempre de cáñamo para su transformación en CBD y el dinero que puede producir, ¿no se corre el riesgo de caer en los monocultivos que tanto daño han causado a la biodiversidad en muchos países?

“Es en efecto un problema, pero es el problema que encontramos en todo acuerdo económico mal negociado, pero pienso que, en efecto, dentro de algún tiempo se planteará el problema», opina Franco..

Pero la mejor publicidad la hace Django Ramseger, fundador de CBD Alchemy quien por motivos  que no explicó, comenzó a sufrir ataques de epilepsia:

Anuncio. Desplácese para seguir leyendo.

“Ya no sufro de crisis de epilepsia gracias al extracto de cannabis, sin duda alguna”.

Pues el camino hacia el uso del CBD, por lo menos en Francia, tendrá que esperar una reglamentación clara para evitar compras por internet a laboratorios desconocidos como sucede con otros productos que finalmente no sirven para nada.