• Manish Pandey
  • Newsbeat, BBC

Billie Eilish

Fuente de la imagen, Getty Images

La cantante estadounidense Billie Eilish reveló que vivir con síndrome de Tourette puede ser «agotador».

La joven de 20 años experimentó un tic frente a cámara cuando hablaba en el programa «No necesitan presentación, con David Letterman» de Netflix, cuya cuarta temporada se estrenó el 20 de mayo.

«Si me filmas lo suficiente verás muchos tics», le dijo al entrevistador.

Se cree que el 1% de la población mundial padece este síndrome que hace que una persona haga sonidos o movimientos involuntarios, y en algunos casos los lleva a insultar o maldecir repentinamente.

Por lo general, comienza durante la infancia, pero los tics y otros síntomas suelen mejorar después de varios años y, a veces, desaparecen por completo.

Billie Eilish dijo durante la entrevista que no experimenta tics en sus conciertos y que algunos específicos desaparecieron con el tiempo, pero otros siguen allí.

«Nunca dejo de tener tics por completo porque hay algunos que hago constantemente, todo el día. Muevo la oreja hacia atrás, levanto la ceja, hago sonar la mandíbula, flexiono este brazo y este otro brazo, flexiono estos músculos… cosas que no notarías si solo estás teniendo una conversación conmigo. Pero para mí son agotadoras», contó.

Reacciones ofensivas de los demás

La cantante dijo que le «encanta» hablar sobre su experiencia con Tourette, pero reconoció que está «increíblemente confundida» por este síndrome.

Los demás no siempre reaccionan bien cuando ella experimenta un tic.

«La reacción más común es que la gente se ríe porque creen que estoy tratando de ser graciosa. Siempre me siento increíblemente ofendida por eso», dijo.

«Lo gracioso es que hay tanta gente que lo tiene y nunca te enterarías. Un par de artistas me contaron que también tienen Tourette. No los nombraré porque ellos no quieren, pero eso fue muy interesante para mí porque fue: ‘¿Cómo? ¿Tú también?'».

Esa reacción es algo con lo que Terrina Bibb puede identificarse.

La joven inglesa de 29 años comenzó a mostrar signos de tics cuando tenía 21 años y, después de pasar por muchos neurólogos, finalmente fue diagnosticada a los 24, relativamente tarde.

Fuente de la imagen, Terrina Bibb

Pie de foto,

Terrina Bibb dijo que fue «frustrante» esperar tres años para tener un diagnóstico.

Bibb recuerda que hace un año alguien la miraba constantemente en un restaurante durante un «ataque de tics realmente malo».

«Es simplemente grosero y me frustra. La gente pregunta ‘¿por qué tienes que decir tantas malas palabras?’ Desearía no tener que hacerlo, pero es algo que no puedo controlar», cuenta.

Quiere que la gente la trate a ella y a otros con Tourette con normalidad, y agrega: «No me molesta educar a la gente al respecto, simplemente no creo que la gente deba ser grosera».

En el día a día, Bibb es una artista independiente, por lo que puede trabajar desde casa.

Hay «días buenos y días malos», ya que vive con tics verbales y motores.

«Es una afección muy incapacitante. Llevo un bastón constantemente, no puedo caminar correctamente y también tengo una silla de ruedas», dice.

Las mañanas pueden ser «realmente malas» para ella debido a los tics en las piernas, y tiene que pedirle ayuda a su novio o a su madre con las tareas.

Terrina usa su arte como una forma de «liberar esos tics».

«Especialmente para los tics en las manos que tengo, sostengo un bolígrafo y hago garabatos en estilo zigzag. Así que esos tics se liberan en algo que me encanta hacer, y es bastante relajante».

También tiene un saco de boxeo en su jardín que, según dice, le ayuda a detener los efectos del Tourette por unas horas.

Bibb siente que es significativo que alguien como Billie Eilish comparta su experiencia.

«Con suerte, hará que esté un poco más normalizado», agrega.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.